¡Asesinaron al maldito heteropatriarcado machista opresor! En Vestidas para Matar

¡Asesinaron al maldito heteropatriarcado machista opresor! En Vestidas para Matar

1025
Compartir
Psykhopat, Ariah, Job Star, Karla Ríos y Fedrah (Foto: José Gaspar)

MONTERREINA.- La noche del sábado, en Akbal Lounge, cinco drag queens, armadas con pelucas y maquillaje, se dieron a la tarea de acabar de una vez por todas con el maldito heteropatriarcado machista opresor.

La anfitriona del evento, Mariana Grande, con peluca verde y un bodysuit asesino, dio la bienvenida a los asistentes, a quienes invitó a degustar los letales martinis del bar.

La encargada de dar inicio con los performances de la noche fue Ariah. Encarnando a una viuda negra, dispuesta a matar por dinero, fulminó a su amante sobre el escenario, a cambio de un collar de diamantes que adornase su esbelta figura.

Ariah, vestida para matar (Fotografía: Jordan Calderón).

Psykhopat, la asesina serial de la noche, dejó al descubierto su modus operandi: primero contacta hombres a través de redes sociales, aparentando ser una inocente chica urbana, para después liquidarlos si es que estos no cumplen sus expectativas.

Psykhopat: tan bonita como peligrosa (Fotografía: Jordan Calderón).

Después de los asesinatos cometidos sobre el escenario de Akbal, se dio paso a un pequeño intermedio, y se estrenó el esperado video de «Kiri Kiri Miau Miau»: el primer sencillo de AlienXstar, producido por Mario Grant, en donde se aprecia a las Mártires del Vogue en diferentes lugares de Monterreina, desde AlienXstar bailando en Wateke, Psykhopat vogueando en rectoría de la UANL, hasta La Santa Madrota moviendo el culo en el metro de la ciudad.

Terminado el interludio, Fedrah, caracterizando a una femme fatale extravagante, inició su performance, asesinando a su amante con una katana, e incitando al público a liberarse de las cadenas de la opresión, a través de la expresión artística.

Mariana Grande y Fedrah, sosteniendo su katana (Fotografía: Jordan Calderón).

Le siguió la jefa del cartel de Monterreina, Karla Ríos, quien se llevó la ovación del público por interpretar y ejecutar de manera intensa a una mujer sin escrúpulos, dispuesta a exterminar a cualquier hombre que se atraviese a llamar a las mujeres el «sexo débil».

Karla Ríos, armada hasta los dientes (Fotografía: Jordan Calderón).

Job Star, elegante como primera dama, y al ritmo de «It’s My Life», recordó al público por qué es una de las drag queens favoritas de la escena local, sacando una cabeza cercenada de su bolso para besarla, y terminar su presentación con los aplausos de los asistentes.

Job Star, como una elegante primera dama (Fotografía: Jordan Calderón).

Pero el show no culminó ahí: para sorpresa de todos, las cinco drag queens asesinas compartieron escenario para bailar al son de «Libre, atrevida y loca», de Rebeca Lane, y dejar en claro por qué es necesario acabar con el heteropatriarcado machista opresor, que no permite la libre expresión.

Así, en una noche llena de sangre simbólica, cinco drag queens ajusticiaron al arte drag, para reivindicarlo como una herramienta de expresión para acabar con la discriminación.

¡Sigue a Ulisex!Mgzn en redes sociales para enterarte de los demás eventos originales que tenemos para ti! 

Comentarios