El primer candidato abiertamente gay en México: Max Mejía (1949-2015)

El primer candidato abiertamente gay en México: Max Mejía (1949-2015)

348
Compartir

De una familia clase media de Colima, Max aprendió desde niño valores muy estrictos con respecto al respeto, la solidaridad, la unión que fortaleció mucho su carácter .

Max siempre estuvo seguro de que nunca se descubrió homosexual, los demás lo descubrieron y se lo hicieron saber con las palabras con las que entonces se nos llamaba: «maricón», «joto», palabras que lo marcarían por la agresividad e intensión del vocabulario.

Estudió la carrera de Antropología Social en la Escuela Nacional de Antropología e Historia, donde era líder estudiantil.

En 1974 Max Mejía conoce por primera vez un bar «de ambiente» El Mío Mondo en la calle de Bucareli, ligándose sin saber a unos agentes de la policía que lo golpearon, tal vez por ello Max prefirió el ligue dentro del movimiento gay, que en la clandestinidad de ciertos lugares.

Hacia 1978 Max va a las pláticas que da el Grupo Sex Pol y al poco tiempo se vuelve cofundador del Grupo Lambda de Liberación Homosexual junto con Alma Aldana, Claudia Hinojosa, Xabier Lizarraga, José Ramón Enríquez y Bruce Swansey, un grupo dual, mixto, incluyente, reflexivo, crítico, no panfletario e interlocutor.

En mayo de 1980 sale Max Mejía en la famosa revista Alarma en una manifestación en la plaza Tlaxcoaque contra la represión policial y las razzias, siendo recibidos por granaderos y policías que estaban cortando cartucho, mientras intentaban bajar a Max, de una maceta en pleno discurso.

En la imagen: Max Mejia durante la 2ª Marcha del Orgullo Homosexual el 28 de junio de 1980 (Foto Humberto Payno) .

Eran los tiempos en que se pedía una revolución socialista y un socialismo sin sexismo.

En 1982 fue candidato junto con Claudia Hinojosa a una diputación Lésbico Gay por parte del PRT, fundando el Comité Lésbico Homosexual en Apoyo a Rosario Ibarra (CLHARI), esto provoca una crítica incendiara por parte del Frente Homosexual de Acción Revolucionaria, que más tarde será parte del documento «Eutanasia al movimiento lilo».

Esta primera candidatura Lésbico Gay también provocó otras agresiones como la del Parque México, comandado por grupos de ultra derecha.

La candidatura sirvió para fortalecer el movimiento al interior de la república, fundando y apoyando a otros grupos de liberación homosexual.

Fue en 1982 cuando llegó por primera vez a Tijuana y entró en contacto con Emilio Velázquez.

Durante esa época se dio una restructuración al interior de Lambda, entre los que apostaba por dar servicios para la incipiente comunidad, Max Mejía pensaba en comités autónomos, lo que dio a pie la discusión sobre la supervivencia o disolución de Lambda hacia 1984.

Junto con Antonio Salazar y José María Covarrubias, Max Mejía funda Comunidad Gay, cuyo trabajo fue realizar la primera semana de cultura gay en una librería propiedad de Yuri de Gortari, durante esa época se empezaron a suceder las muertes relacionadas con el SIDA.

La familia de Max se enteró de su homosexualidad, por una entrevista que le hicieron en la televisión, donde Max hablaba de la situación en que entonces vivían hombres y mujeres homosexuales, sobre el movimiento de liberación homosexual y las reivindicaciones políticas y sociales.

Tiempo más tarde, en Colima junto con algunos amigos progresistas y de izquierda funda el primer grupo gay en dicho Estado, su familia al enterarse por la prensa, cerró filas entorno a Max Mejía.

Hacia 1985 es entrevistado por Jorge Saldaña, para hablar sobre los mitos entorno al SIDA. y tratar de deshomosexualizar el síndrome, así como evitar el papel de víctima frente a las cámaras.

Hacia 1988 después de la derrota de Cárdenas, Max Mejía sale de la ciudad de México después de haber roto con el PRT, con el movimiento LGBT, con su trabajo en Programación y Presupuesto, con muchos de sus sueños que se habían truncado, además de estar fichado por haber sido agente sindicalista democrático.

Max Mejía vivió dos años de retiro en San Francisco, California, donde formó la Red de Cultura Civil, donde organizó festivales artísticos y de orgullo gay.

Empezó a reconstruirse y a revitalizarse, fundando GELAM Gente Latina de Ambiente.

Después de haber trabajado la reivindicación de la disidencia sexual por parte de la población latina y de haber impulsado proyectos, elige no regresar a la ciudad de México, pero establecerse en territorio nacional.

Llegó a Tijuana en 1991 y rápido se integró a la promoción cultural y a la defensa de los derechos humanos de las poblaciones LGBT,.

Co fundador del FIGHT y gran apoyo de Emilio Velázquez. Max Mejía, emprendió dos proyectos editoriales, los cuales dirigió: El Arte de vivir que tuvo una existencia de cuatro años y Frontera Gay que duró 10 años.

A la par de su activismo trabajó en Fotografika, Péndulo Cero y Sabor & Arte Cafetería.

Su vena política lo volvió a atrapar en las elecciones del 2003 donde participó como candidato a diputado federal por vía plurinominal por el partido: México Posible.

Uno de los objetivos de Max era el revisar a nivel federal los Códigos Penales así como los Bandos de Policía y Buen Gobierno para que en ellos no quedaran imprecisiones con visiones moralistas decimonónicas, con la que gran parte de la población LGBT había sido extorsionada.

Tras dejar atrás su activismo LGBT se dedicó a la promoción cultural, fundando la asociación civil: Queremos Tijuana, donde impulsó la renovación de Av. Revolución y los pasajes Gómez y Revolución.

Una de sus últimas apariciones públicas, fue tres meses antes de su fallecimiento, en la Ciudad de México, donde fue invitado especial, del 1er Congreso Nacional LGBT, realizado en la Cámara de Diputados.

Ahí, Max, además de compartir su experiencia con los asistentes de todo México, fue entrevistado sobre sus años de candidato, por Ulisex!Mgzn. Quizás la última entrevista que dio.

Su salud se vio mermada después de un infarto, lo cual modificó su ritmo de trabajo. Fue una de las voces críticas del movimiento Lésbico Gay, después GLBTTTI.Su cadáver fue encontrado el 16 de febrero, sin embargo existe la posibilidad de que haya muerto durante aquel fin de semana.

Con información de El Obituario LGBTTTI Mexicano de Archivos y Memorias Diversas.

Comentarios