El triunfal regreso de «La Veneno» a la pantalla chica

El triunfal regreso de «La Veneno» a la pantalla chica

331
Compartir

Como sucede con el caso de la recién fallecida cantante transgénero española Carmen de Mairena, probablemente muchas personas en México y en otros países no sepan quién fue «La Veneno». Pues bien, «La Veneno» fue una popular actriz, comediante y vedette transgénero española que alcanzó una gran popularidad en las décadas de los 1990’s y 2000’s. Figura mediática polémica, divertida, escandalosa y transgresora, «La Veneno» causó sensación principalmente en sus apariciones en la televisión española. Pero detrás de esa polémica, irreverente y temperamental mujer, se esconde una historia llena de altibajos.

Después de su inesperada muerte en el año 2016, «La Veneno» ha vuelto. Pero antes de hablar de su «regreso», es importante hablar un poco de su vida.

Nació el 19 de marzo de 1964 en Adra, Almería, España, bajo el nombre de José Antonio Ortíz Rodríguez. «Joselito», como era conocido en su infancia, supo desde muy pequeño que era una mujer encerrada en un cuerpo masculino. Y la historia es igual que en muchos casos: fue objeto de burlas y maltratos de varios por el hecho de ser diferente. Su misma familia le despreció, por lo que muy joven, dejó el lecho familiar para buscar su destino. Trabajó como diseñador y estilista. Dotado de un físico atractivo, siendo un hombre, participó en el certamen de belleza masculina «Míster Andalucía», consiguiendo el primer lugar en su edición de 1989.

A principios de los 1990’s, llega a Madrid y comienza a utilizar indumentaria femenina. Poco a poco inicia su camino para convertirse en «Cristina». Esto no fue fácil. Cristina ejerció la prostitución en las calles de Madrid. En 1991 (aún como «José Antonio»), participó en un programa de televisión donde ganó un viaje a Tailandia. Fue en 1996, cuando Cristina (ya conocida con el mote de «La Veneno»), fue descubierta por el periodista y presentador de televisión Pepe Navarro cuando realizaba un reportaje sobre travestís. Navarro decide invitarla a su popular programa, el late night show «Esta noche cruzamos el Mississippi», de la cadena de televisión española Telecinco. Su personalidad, desparpajo a la hora de hablar, interesante y sabrosa conversación, sinceridad y simpatía, cautivan a la audiencia y «La Veneno» se convierte en colaboradora habitual del programa.

A partir de ese momento, su fama crece como la espuma, convirtiéndose en toda una celebridad mediática en España. Colabora con otros programas televisivos y se lanza como cantante con éxito considerable. También trabajó como modelo y vedette y trabajó para la televisión argentina. «La Veneno» también fue la estrella de dos películas pornográficas: «El secreto de La Veneno» y «La venganza de La Veneno».

Pero en 2003, Cristina fue engañada por su entonces pareja. Manipulada, estafó a una compañía de seguros y fue condenada a prisión. Estuvo tres años presa. Cumplió su condena en una prisión masculina, donde vivió un infierno, situación que escandalizó muchísimo a la comunidad LGBT+ española.

Tres años después, en 2006, Cristina obtuvo su libertad. Reapareció en los medios para contar su tragedia, pero ya no recuperó la celebridad. Había subido de peso, estaba sumida en la depresión y en una franca decadencia. Luego recuperó su figura, pero sufrió de bulimia y fue estafada por otra de sus parejas. De nuevo cayó en prisión por ocho meses, pero «por fortuna» purgó su condena en una prisión femenil.

En 2016, luego de años de intentos fallidos, «La Veneno», en colaboración con la periodista Valeria Vegas, publicó su autobiografía titulada «¡Digo!, ni put#, ni santa: Las memorias de La Veneno». El libro fue un gran éxito, pero también levantó polémicas. Cristina afirmaba que, en su faceta de prostituta, había tenido encuentros con gente muy poderosa dentro y fuera de España (incluso mencionó haber sostenido relaciones sexuales con Ricky Martin en los años 1990s). Esto, por supuesto, puso a temblar a muchos.

Aproximadamente un mes después de la publicación de sus memorias, Cristina tuvo un accidente. Aparentemente sufrió de mareos y cayó en la bañera, golpeándose la cabeza. Su novio la llevó al hospital, donde murió el 9 de noviembre de 2016, a los 52 años de edad. Supuestamente su muerte se debió al terrible golpe. Los médicos determinaron el accidente ocurrió por qué Cristina había mezclado alcohol con barbitúricos y esto le causó el accidente. Muchos por supuesto no creen esta historia. Algunos afirman que Cristina fue víctima de un ajuste de cuentas por alguien que estaba aterrado por la publicación de sus memorias. Ella misma había declarado en los medios tiempo atrás, sufrir amenazas de muerte por la publicación de su autobiografía.

Su muerte conmocionó a España. Se iba uno de los iconos LGBT+ más importantes y populares del país. «La Veneno» fue además una de las primeras personalidades trans en tener visibilidad en los medios españoles. Sus restos fueron incinerados. La mitad de sus cenizas reposan en su pueblo natal. La otra mitad fue esparcida en el Parque del Oeste de Madrid, lugar donde ejerció el trabajo sexual por algún tiempo y donde el ayuntamiento ha colocado una placa en su memoria.

Ahora, en 2020, «La Veneno» ha vuelto. La cadena de televisión española Atresmedia, ha estrenado una serie de televisión biográfica sobre Cristina titulada «Veneno». La serie fue creada por Javier Calvo y Javier Ambrossi, basados en su libro de memorias. «La Veneno» es interpretada por las actrices Jedet Sánchez, Daniela Santiago e Isabel Torres, en distintas etapas de su vida.

Por ahora, la serie está disponible de forma online en la plataforma de Atresmedia. Si pueden, échenle un vistazo.

LECTURA SUGERIDA:

*Cristina Ortíz / Valeria Vegas: «¡Digo! ni puta, ni santa: memorias de La Veneno». (2016)

 

 

Comentarios