Jhovana (¿?-2019) Una mujer trans en un pueblo de doble moral

Jhovana (¿?-2019) Una mujer trans en un pueblo de doble moral

243
Compartir

(Coquimatlán, Colima-Mazatlan ¿?- Sinaloa 18 de julio del 2019)

Jhovana guardó su historia de niño, de adolescente y de su juventud –conocida como “El Chemis”-. Ella, salió a la calle con faldas y tacones, dejó los años de maltrato, de hambres, de incomprensión, de orfandad, de trabajo duro manejando tractor, siembra de tierra, cosecha, de madrugadas y anocheceres entregado a acatar las órdenes de unos padres que aunque viejos, recios, duros. Eran solo ella y su hermana María.

Jhovana o Juan Licras (como le decían en el pueblo), era famosa en el pueblo por el uso constante de falditas o shorts elásticos que en su delgado cuerpo causaban gracia al combinar colores chillantes en sus largas piernas con grueso vello, calzaba zapatillas con tacones de los que sobresalían sus dedos, tops con trucos para simular senos, qué decir de su cabello agarrado con diademas, pasadores o trenzas mal hechas. Ella, le pedía a Lupita Ocaranza que le diera permiso de transformarse en su salón de belleza.

Su rostro lo maquillaba sin moda que respetar y en sus gruesos labios de un rojo llamativo. La mayoría de prendas femeninas fueron regalos de amistades que presumía sin recato ni pena. Así caminaba Jhovana por este pueblo tolerante a esas y otras excentricidades. Jhovana, se divertía mucho en las cabalgatas de gasolina, siempre saludando a la gente, sin importarle lo que opinara la gente de ella.

Al fallecimiento de sus padres ambas buscaron rehacer su vida, María casa fuera de Colima y Jhovana se queda en el pueblo, quienes la conocimos como “un sufrido hijo de campo”, vimos el cambio de su persona como mujer transgénero, decisión nada fácil en un pueblo con doble moral. Jhovana era muy amiguera y gustaba de presumir a sus galanes, con las amigas, anécdotas no faltaban, como aquella vez en que el Sr. Galván confundió a su hija Ana Karen, con Jhovana por la forma de vestir, cosa que causo gracia y risas.

En otra ocasión llegó a la panadería de don Tomás y dijo: ¡Miren cabrones, yo no uso papel de baño! Yo me limpio el culo con puros billetes. Al tiempo en que Jhovana sacó un fajo de dinero provocando la risa de todos

Jhovana se reunió con su hermana María en Mazatlán Sinaloa y ambas vivieron su vida. Jhovana vivió en la Colonia Morelos y gustaba por las noches ir a comprar las tostadas de chile de Doña Juanita, a quièn le decía “cariño” El 18 de julio, Jhovana sufrió una caída desde un edificio de dos pisos y falleció al instante. Descanse en paz Jhovana como es recordada en su pueblo natal. Para efectos legales su nombre era Juan Santillán Estrada.

Agradezco a Marco Antonio Perez Gaspar.

Comentarios