La bisexualidad y los amores lésbicos de Frida Kahlo

La bisexualidad y los amores lésbicos de Frida Kahlo

617
Compartir

Pese a que su mayor reconocimiento vino posterior a su muerte, Frida Kahlo, es una de las artistas emblemáticas del siglo XX en México, al grado que puede considerársele un personaje de culto, símbolo de la mexicanidad, el feminismo y hasta de la mercadotecnia que la ha convertido en rostro de innumerables objetos. Su peinado, el modo de vestir y por supuesto su uniceja, son actualmente elementos inconfundibles de su iconografía.

Sin embargo, aunque mucho de Frida  está plasmado en sus obras y es del conocimiento público, su bisexualidad y sus amores lésbicos  aún permanecen a la sombra.


Magdalena Carmen Frida Kahlo y Calderón, nació un 6 de julio de 1907 en Coyoacán, Ciudad de México. A la postre se convertiría en pintora por aburrimiento logrando plasmar su visión de la vida en cada una de sus obras. 
Su matrimonio con Diego Rivera no fue impedimento para que se relacionara con hombres y mujeres en diferente grado de intimidad y afecto. Sin embargo, sus relaciones lésbicas no eran un secreto lo que escandalizaba a la sociedad de ese entonces. 
Tina Modotti.
En 1928 Frida conoce a Tina Modotti, una fotógrafa italo-estadounidense, con la cual hace una gran amistad. Muchos dicen que entre ellas hubo algo más; sin embargo, es algo que no fue confirmado.
Jaqueline Lamba.
1938 el matrimonio Rivera aloja en su casa a André Breton, líder del movimiento surrealista. Él y su esposa, Jacqueline Lamba, escaparon de la ocupación nazi en Francia. Lamba y Kahlo fueron muy amigas y existen rumores de que también fueron amantes.
Josephine Baker.
Frida Kahlo y Josephine Baker fueron mujeres talentosas e inspiradoras. Mientras estaban en París en 1939, se admiraron mutuamente, hasta el dormitorio. Aunque Frida era abierta con su sexualidad, Joshepine fue muy reservada, pues era una de las vedettes más reconocidas de su época.
Chavela Vargas.
Chavela vivió junto a Frida Kahlo y Diego Rivera en su casa de Coyoacán antes de la muerte de Frida en el 54, y aunque el romance entre ellas dos nunca fue totalmente público, existen cartas que muestran la devoción que sentían la una por la otra.
Georgia O’Keeffe.

Gracias a la correspondencia y algunos diarios, se sabe que la pintora Georgia O’Keeffe también sostuvo una relación muy cercana con Frida, aunque Georgia era 20 años mayor.

Al morir, el 13 de julio de 1954, el cuerpo de Frida fue velado en el Palacio de Bellas Artes, hoy en día sus obras han sido valoradas con un nuevo enfoque lo que ha llevado a celebrar su genio artístico internacionalmente, algo que reafirma el culto a su persona, lo que a la postre ha convertido sus pertenencias en artículos de colección que con el paso del tiempo han ido confirmando y puntualizando sus relaciones con otras mujeres. 

Llegó la ‘Barbie Frida Kahlo’ para conmemorar el Día de la Mujer

Comentarios