Compartir

Un 6 de julio pero de 1907 nació la famosa pintora mexicana Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón, mejor conocida por sus cuates como Frida Kahlo.

Su corazón fue siempre fiel a México pero le permitió conocer personas de otras partes del mundo que lograron acercarse a su intimidad a la que accedieron igualmente hombres y mujeres, desde José Bartolí, Nickolas Muray, pasando por Chavela Vargas, León Trotsky, Leo Eloesser… Y claro, Diego Rivera.

Su existencia tortuosa y asediada por el infortunio, la enfermedad, e incluso de las infidelidades de Diego, tuvo una válvula escape en el pincel y en la pluma que se convirtieron en sus amores más íntimos, los que nunca la traicionaron y que nunca la abandonaron.

A continuación presentamos las 10 frases de Frida que nos ayudarán a comprender su visión del amor o por lo menos para apantallar al ser amado o a quien se deje, al citar la artista mexicana más reconocida en el mundo mundial.

frida-kahlo-portrait

  • “Como siempre, cuando me alejo de ti, tomo dentro de mí tu mundo y tu vida, y así es como puedo sostenerme por más tiempo”.

     

    “Dame ilusión, esperanza, ganas de vivir y no me olvides”.

     

  • “Te amo más que a mi propia piel”.

     

  • “Era una flor solitaria, mariposa gozosa te posaste ahí; después el polen de otra flor más fragante llamó, y la mariposa voló”.
    frida kahlo_autorretrato_monos

  • “Si yo pudiera darte una cosa en la vida, me gustaría darte la capacidad de verte a ti mismo a través de mis ojos. Sólo entonces te darás cuenta de lo especial que eres para mí”.

     

  • “Donde no puedas amar, no te demores”.

    frida abrazo-amor-universo

  • “Quisiera darte todo lo que nunca hubieras tenido, y ni así sabrías la maravilla que es poder quererte”.

     

  • “Te quiero… gracias porque vives, porque ayer me dejaste tocar tu luz más íntima y porque dijiste con tu voz y tus ojos lo que yo esperaba toda mi vida”.

     

    frida venado

  • “Vivo cada día con la esperanza de verte regresar… y cada noche sabiendo que no estás”.

     

  • “No dejes que le dé sed al árbol que tanto te ama, que atesoró tu semilla, que cristalizó tu vida a las seis de la mañana. No dejes que le dé sed al árbol del que eres sol”.

    frida

Comentarios