Logan McCree: Del nopor gay a candidato anti LGBT+

Logan McCree: Del nopor gay a candidato anti LGBT+

405
Compartir

En el año 2007, cuando millones de hombres gay pusieron sus ojos en él. El actor alemán Logan McCree hacia su debut en la pornografía homosexual de la mano de la casa productora Raging Stallion.

El impacto que causó era inevitable: Un monumental ejemplar masculino de 1.73 m de estatura, atlético, guapo y con el cuerpo entero decorado con un sinnúmero de originales tatuajes (incluyendo su miembro viril).

Y por supuesto, la herramienta necesaria para destacar en el porno. Esta imagen controvertida, poco ortodoxa y transgresora le trajo la atención mediática en un santiamén.

En pocos meses McCree se había convertido en una de las nuevas estrellas masivas de las producciones para adultos gay.

Sin embargo, a lo largo de su trayectoria en los medios, Logan McCree ha pasado por un sinnúmero de situaciones que le han puesto en el ojo del huracán. Aquí un poco de su historia:

Philip Tanzer (su nombre real) nació en 1977 en Pforzheim, Alemania. Comenzó su carrera como modelo y DJ en su país natal desde el año 2004.

En esta faceta es conocido con el nombre de DJ Krieger. En ese mismo año ganó el concurso Mr. Leather, en su natal Alemania.

Tres años después estaba ya brillando en las altas esferas del porno. El “chico de los tatuajes” pronto se convirtió en un ídolo de la industria para adultos gay, en una carrera fílmica que duró aproximadamente tres años.

En el año 2009 McCree anunció estar en una relación amorosa con otra estrella porno llamado Vinnie D’Angelo. Un año después, se independizó y lanzó su propio sitio de videos en línea.

Pero en el año 2012, McCree vuelve a ser noticia. El actor reveló que se alejaba temporalmente del porno para iniciar una nueva vida.

El motivo: había conocido a la mujer de su vida, una maquillista de origen irlandés. El que los actores del porno gay resulten ser bisexuales o heterosexuales y que actúen por dinero (Gays for pal) no es cosa del otro mundo.

Pero el escándalo se desató cuando McCree comenzó a conceder una serie de entrevistas a diferentes medios donde desconcertaba acerca de su condición sexual.

Reveló no catalogarse como  bisexual y que sus experiencias homoeróticas habían comenzado de manera tardía en su vida. Hizo declaraciones tales como:

“Me gusta hacerlo con los hombres, pero prefiero besar a una mujer”

“Prefiero la penetración con una mujer, pero el mejor sexo oral lo dan los hombres”. 

Pero más allá de sus gustos sexuales, el pornstar generó toda una controversia entre sus antiguos seguidores, quienes lo acusaron de hipocresía y de tomar a la ligera una preferencia sexual (como si fuera una gripe que te da y se quita).

El actor vivió una especie de marginación no solo del porno, sino de esa comunidad gay que lo había llevado al estrellato. 

En el año 2015, cuando las aguas se habían calmado, el actor reveló haber terminado su relación amorosa con la chica irlandesa y aceptó volver a filmar una serie de escenas porno gay de alto contenido sexual.

En una serie de entrevistas el actor confesó sentirse feliz de volver a su antiguo trabajo.

En ese mismo año, McCree reveló estar de nuevo en una relación amorosa con una mujer y decidió radicar en Francia.

También reveló estar buscando un empleo y una vida “convencional”, casarse y formar una familia….aunque no descartó volver a filmar porno si el proyecto le gustaba y “estar abierto a relacionarse sexualmente con un chico”.

El controvertido McCree es todo menos convencional. Es vegetariano, se considera un pacifista y ha revelado sin tapujos ser consumidor habitual de drogas.

Luego se mudó a Escocia, donde vivió en un pequeño pueblo llamado Durness y formó parte del cuerpo de bomberos de su localidad.

También se dedicó al arte, montando exposiciones en galerías, además de convertirse en estilista profesional.

En épocas más recientes, McCree se reveló públicamente como un activista por los derechos de los hombres.

Se afilió al Partido de la Familia Escocesa y compitió en unas elecciones como candidato para un cargo público local.

El problema radica en que la plataforma principal y el discurso en el que versó su campaña fue en contra del colectivo LGBT+. McCree hizo declaraciones terribles:

“Una de las principales razones para postularme en el Partido de la Familia Escocesa ha sido mi experiencia y ayudar a la gente a aprender de ella”. 

“La pornografía no es un problema de hombres. Tanto los niños como las niñas consumen pornografía y ambos sufren su impacto.

Su postura ha sido tan radical que no solo define a la pornografía como malvada, sino que ataca la identidad de género y se pronuncia en contra de las infancias trans, acusando a la fluidez de género como peligrosa y promoviendo el boicot en leyes que eduquen sobre la identidad de género. Según McCree, su paso por la pornografía fue algo así como «un error de juventud».

En 2021, el controvertido McCree formó parte de un documental de la BBC donde se exponía su radical cambio, del mundo del cine para adultos homosexual, a su postura ultra radical en contra del colectivo LGBT+ que le dio fama y éxito.

La gente tiene derecho a tomar la postura que mejor le plazca, siempre y cuando no desinformen y entorpezcan el trabajo de décadas en pro de los derechos y la igualdad entre los seres humanos, en general, y del colectivo LGBT+ en particular. Además, es importante recalcar que muchos han visto al colectivo LGBT+ como un mercado de consumidores en el que es fácil hacerse ricos y sacarles provecho. Han utilizado a la comunidad vilmente con fines oportunistas. Eso es lo lamentable del asunto en el caso de Logan McCree.

Otra de las sórdidas, controvertidas y delirantes historias del mundo del porno.

Comentarios