Matt Bomer: El clóset en Hollywood para un talento gay

Matt Bomer: El clóset en Hollywood para un talento gay

410
Compartir

Matt Bomer es uno de los actores gay más talentosos de Hollywood, y su carrera apenas está en ascenso y llena de planes.

Soy gay y estoy casado con un hombre” Con estas palabras, en el año 2012, el actor Matt Bomer anunció al mundo su orientación sexual.

Esta situación causó revuelo. Lo que Matt Bomer hizo, para un actor en Hollywood, no fue obstáculo para que lo aceptaran de manera abierta su homosexualidad. Y menos tratándose de un actor con una carrera ascendente en la industria del espectáculo.

Matt Bomer corrió con muchos riesgos, desde ser encasillado y limitado a personajes gays en las películas o la televisión, hasta ver terminada su carrera profesional. Con el paso de los años, el riesgo ha valido la pena para Bomer.

Matthew Staton Bomer nació el 11 de octubre de 1997 en Western Groves, Missouri, Estados Unidos. Es hijo de un ex jugador de los Cowboys de Dallas y es primo lejano del cantante y actor Justin Timberlake. Se crio en Spring, Texas, y fue compañero de escuela del actor Lee Pace.

En su adolescencia comenzó a interesarse por la actuación, y a los 17 años debutó en el teatro en Houston con un rol en una versión de A Streetcar Named Desire, de Tennessee Williams. Eventualmente se matriculó en la Carnegie Mellon University (donde fue compañero del actor Joe Manganiello) y se graduó con una licenciatura en Bellas Artes.

En 2000, Bomer se mudó a Nueva York y debutó con un pequeño rol en la televisión en la serie All my Children. Eventualmente realizó pequeños roles en series de televisión como Guiding Light (2002-2003), Tru Calling (2003-2004) y North Shore (2004). Debutó en el cine en 2005 en la película Flightplan. En 2011, el éxito finalmente llega a Bomer por su interpretación del ladrón de guante blanco «Neil Caffrey» en la serie White Collar (2009-2013). Bomer se convierte en una de las nuevas promesas del espectáculo y de paso, en uno de los rostros más atractivos y deseados de Hollywood.

Carrera en ascenso

En 2012, en medio de la polémica suscitada por su salida del armario, Bomer co-estelariza la película Magic Mike, donde interpreta a un sensual stripper. Este personaje terminó por definir a Bomer como uno de los sex-symbols del momento.

Pero, ¿Su salida del armario podría afectar su ascendente carrera en el espectáculo? Bomer perdió la oportunidad de interpretar a Superman en la película Superman Returns (2006) y a «Christian Grey» en la versión fílmica de 50 Shades of Grey (2015). Algunos afirmaron que su homosexualidad pudo haber influido en ello. De cualquier manera, Bomer tendría otros éxitos más en puerta.

En 2014, Bomer obtuvo uno de los roles estelares en la versión fílmica de The Normal Heart, filme basado en la obra teatral de Larry Kramer y dirigida por Ryan Murphy. Gracias a este rol, Bomer obtuvo el Golden Globe como mejor actor de reparto y una nominación al Premio Emmy.

Junto a Ryan Murphy

A partir de ese momento, Bomer se convierte en uno de los actores fetiches de Ryan Murphy. En 2016, interpretó al sexy vampiro «Donovan» en el serial American Horror Story: Hotel.

En el cine, actuó con Ryan Gosling y Russell Crowe en The Nice Guys (2016) y apareció en una nueva versión del western The Magnificent Seven. Mientras que en televisión, Bomer estelarizó el serial The Last Tycoon (2016-2017). En 2017, Bomer interpretó a «Freda», una mujer transgénero en el filme Anything.

En el teatro

El teatro ha sido una constante en la carrera de Bomer. En 2018, Bomer estelariza en Broadway una nueva versión del clásico The Boys in the Band, de Mart Crowley, donde actúa junto a Jim Parsons, Zachary Quinto, Andrew Rannels y otros más, en una de las pocas producciones con un elenco base de actores gay. La obra fue galardonada con el Premio Tony y en 2020, Ryan Murphy produjo su adaptación cinematográfica. En 2019, Bomer apareció también en la serie superheroica Doom Patrol, y en 2020, se integra al elenco principal de la serie The Sinner.

Retomando la pregunta planteada líneas arriba: ¿su salida del armario podría afectar su ascendente carrera en el espectáculo? La respuesta sale sobrando. Evidentemente, Bomer ha mantenido la línea ascendente en su carrera en Hollywood sin que su condición sexual signifique un obstáculo.

Tampoco ha sido encasillado en personajes homosexuales, como ha sucedido con otros actores gay en el cine. Por el contrario, Bomer ha convertido sus interpretaciones queer en el cine en la cereza del pastel de su carrera, dándoles un toque muy especial.

Bomer está casado desde 2011 con el publicista Simon Halls y es padre de tres hijos. Además, de forma paralela a su trabajo en el cine, Bomer se ha desempeñado como activista, apoyando campañas en pro del colectivo LGBT+.

Además de guapo, sexy, y buen actor, Bomer tiene una de las carrera más versátiles y completas del espectáculo actual: hace cine, teatro y televisión en las grandes ligas. Matt Bomer es una prueba más de que, cuando hay talento y disciplina, la condición sexual es absolutamente irrelevante.

Comentarios