Moda sustentable: Mango asume compromiso con el Medio Ambiente

    Moda sustentable: Mango asume compromiso con el Medio Ambiente

    296
    Compartir

    La firma tiene previsto llegar al 100 por ciento en 2022. Asimismo, apoyará a la asociación Vellmarí, en el proyecto Posidonia Lab, reforzando sus iniciativas de conservación marina, innovación y educación.

    Mango avanza en cuestiones medioambientales, las cuales forman parte de sus pilares estratégicos.

    La marca española continúa contribuyendo al desarrollo de una industria de la moda más ética y sostenible, un gran reto que busca alcanzar mediante iniciativas para reducir su impacto en el ecosistema.

    Luego de haber firmado el Fashion Pact en 2019, la compañía ha asumido compromisos con productos ecológicos, reducción de las emisiones de CO2 y residuos, economía circular, biodiversidad, transparencia y trazabilidad.

    La colección MANGO Committed ha evolucionado hasta convertirse en una oferta permanente que incluye todas las prendas con características sustentables en las diferentes líneas de MANGO.

    Compromiso sustentable

    Esta temporada, el 79 por ciento de ellas ya forman parte de esta propuesta y se espera que la cifra llegue al 100 por ciento en 2022.

    El empleo de materiales y procesos sostenibles permite reducir su efecto en el medio ambiente y contribuir a una economía circular.

    En cuanto al uso de elementos eco-friendly, MANGO se ha fijado el objetivo de utilizar en sus colecciones un 100 por ciento de algodón sustentable y un 50 por ciento de poliéster reciclado para 2025. MANGO espera que todas sus fibras de celulosa (por ejemplo, lyocell, viscosa y modal, entre otras) sean de origen controlado y trazable para 2030.

    «Nos hemos comprometido a seguir trabajando para ser una empresa más sostenible. Por ello, estamos dando grandes pasos con proyectos muy ambiciosos que nos permitirán minimizar nuestro impacto y alcanzar los estrictos objetivos de sostenibilidad que nos marcamos», afirmó Toni Ruiz, CEO de la compañía.

    Fashion Pact

    Como parte del acuerdo que adquirió tras la firma del Fashion Pact, en relación con su pilar de diversidad, a partir de abril de 2021 MANGO iniciará una colaboración con la Asociación Vellmarí, fundada en 1993 y presidida por Manu San Félix, biólogo, submarinista y fotógrafo y explorador de National Geographic.

    Su misión es acercar la naturaleza a las personas, para fascinarlas, inspirarlas y hacerles ver la importancia de los océanos en nuestras vidas.

    Esta organización sin ánimo de lucro lleva a cabo iniciativas de conservación y enseñanza en el Posidonia Lab, un proyecto marítimo pionero que integra innovación, investigación, difusión de conocimientos y concienciación sobre la protección de la posidonia (también conocida como hierba de Neptuno), una especie vegetal endémica del Mediterráneo.

    En palabras de Manu San Félix: «Creemos que educar a los jóvenes es la forma de cambiar el futuro a mejor, para que aprendan a hacer bien lo que hemos hecho mal».

    MANGO avanza con su plan de sustituir las bolsas de plástico de su cadena de suministro por envolturas de papel.

    El objetivo de la empresa es, en colaboración con sus proveedores, eliminar todo el packaging de polímero que utiliza para distribuir los productos a lo largo de su línea de producción.

    Una vez completado este deseo, la marca dejará de usar aproximadamente 160 millones de empaques de plástico al año.

    A partir de abril de este año, la casa española comenzará a aplicar este proyecto con sus distribuidores en Turquía, antes de continuar progresivamente con todos los demás países en los próximos meses.

    La mejora de la eficiencia energética en el diseño de las nuevas boutiques es otro de los propósitos en los que está trabajando la empresa.

    Para ello, el nuevo concepto de tienda cuenta con sistemas de iluminación y control de temperatura energéticamente eficientes, así como un estilo que incorpora componentes sostenibles como pintura natural y materiales reciclables, entre otros.

    Asimismo, la compañía recogió 42 toneladas de prendas durante 2020 a través del esquema de reciclaje que lleva a cabo en colaboración con Moda re-.

    La indumentaria se recoge en los establecimientos para su transformación y valorización energética.

    El año pasado, MANGO contaba con 610 puntos de reutilización en sus tiendas de 11 países, y en 2021 ampliará este servicio a países como Austria, Italia, Polonia, Turquía, Suiza y Rusia, con más de 200 nuevos puntos de recycling.

    Producción amable con el ecosistema

    Además, el pasado mes de octubre MANGO dio a conocer en su página web corporativa una relación de fábricas de producción Tier 1, cumpliendo los requisitos del Transparency Pledge Standard, una iniciativa que apuesta por la transparencia en las supply chains del vestido y el calzado.

    La firma pretende publicar una lista de plantas Tier 2 y 3 para 2022. «La publicación de esta información es una poderosa herramienta para reforzar los derechos de las personas que trabajan en la confección y para promover la responsabilidad en las cadenas de suministro globales dentro del sector de la moda», afirma Beatriz Bayo, directora de RSC de la marca.

    El nuevo editorial de MANGO Committed está protagonizado por los modelos Felice Noordhoff y Hamid Onifadé, y ha sido fotografiado por Ronan Gallagher y capturado en vídeo por Manson en Betlem, Mallorca.

    En la colección de siluetas relajadas predominan los tejidos naturales como el lino y el algodón en tonos terracota y crudo.

    Comentarios