Norberto Colin Camargo (1977-2018) ‘Más que una eterna luz gris, un arcoíris...

Norberto Colin Camargo (1977-2018) ‘Más que una eterna luz gris, un arcoíris temporal es más hermoso’

81
Compartir

(México DF a 6 de junio de 1977-Los Reyes, La Paz Estado de México 25 de noviembre del 2018)

Estudio en la secundaria técnica no 11 . Tenía por hermanos a Cecilia, Gustavo, Araceli.

Norberto y yo nos conocimos por la magia de Manhunt, aunque él decía que fue antes, en los grupos de MSN, en aquel entonces era un osito, rollizo y con un peculiar acento de “Tigger”. Me reclamaba que no le hubiera respondido en aquel entonces, me decía “¡claro, como yo no soy chacal!”. Lo cierto es que en Manhunt nos citamos y nos vimos en el Palacio de Hierro, él estaba molesto porque de costumbre… llegué tarde, comimos, platicamos, no hubo click para algo más que la amistad, me llamaba de vez en cuando y nos escribíamos ya fuera por los grupos de MSN, de Yahoo o nuestras cuentas, pero le perdí la pista.

Años más tarde ya en La Madriguera, el Gavilán me contó de un joven muy guapo que me conocía y que estaría en el calendario de La Madriguera, cuando lo vi, no lo reconocí estaba muy cambiado, había dejado de ser un osito y estaba hecho un cuero, ese año fue elegido como Mr. Madriguero. Su llegada a La Madriguera despertó pasiones de todas, hasta celos de algunas parejas. Norberto tenía el don del convencimiento, era guapo, bondadoso, tenía charla y labia, e incluso me convenció de posar desnudo para él en unos baños de vapor, que siguen siendo de mis fotografías favoritas.

Su nombre de batalla era: “Norberto Colin Contreras”, después supimos que su segundo apellido era Camargo, y que además firmaba en sitios gays como “Chronos”, el dios del tiempo, el devorador de dioses. Más tarde que temprano supimos que hacía honores a su apellido adoptado, era un verdadero “contreras” nunca estaba conforme, siempre quería ir a la raíz del asunto o discusión, para algunos podría ser cansado, para otro era una bendición que alguien siempre estuviera inconforme y quisiera ponernos a trabajar, la ardilla. Para ese entonces, Norberto trabajaba en algunas tiendas de ropa, era aficionado no sólo a los cómics, sus favoritos eran los de DC, pero era un excelente jugador de Xbox.

Fueron aquellos días del 2010, cuando Arturo Díaz Betancourt, estaba agonizando, que Norberto me llamó para saber cómo seguía de salud, quedó en ir a verme, así que mientras Norberto salía de su trabajo, y se dirigía a casa de mis abuelos donde me encontraba postrado en cama, nunca llegó a verme. El pesero donde iba Norberto fue asaltado, él se resistió a entregar su laptop y fue baleado, dos veces, una de ellas se alojó en su columna, estuvo entre la vida y la muerte. Gracias a que durante años había realizado deporte, había resistido las primeras intervenciones, Lalo el Gavilán, nos reunió a varios para irlo a visitar, nos recibió alegre y ¡la libró!

Norberto nunca más fue el mismo, por algún tiempo se volvió muy aprensivo con sus amigos, algunos los perdió durante un periodo depresivo entre ellos su novio, esto afectó mucho a Norberto, fue comenzar de nuevo desde controlar esfínteres, recuperar la sensación de las piernas, volver a caminar, todo fue de nuevo un gran y lento aprendizaje en el que Norberto a veces se decaía y otras, muchas más nos enviaba fotos o videos de esas grandes proezas.

Norberto estuvo conmigo durante el proceso de ruptura y disolución de La Madriguera, supo de mis quejas sobre algunos personajes que me denostaban y que al tiempo no tuvieron el liderazgo para realizar un proyecto alterno. Estuvo conmigo cuando me decepcioné de algunos miembros del grupo por su falta de solidaridad y su frivolidad. Su abrazo, su voz y su generosidad limpiaron mis lágrimas cuando me decepcioné del maltrato que hubo a mi persona.

Durante este período de pérdidas y duelos de Norberto, le pedí que fuéramos pareja virtual, y creo que ha sido una de mis mejores relaciones de pareja, nunca hubo celos, siempre entendimos que era difícil vernos por nuestras agendas, pero que teníamos a favor las nuevas tecnologías por donde conversábamos y si no, existía el teléfono y el celular. Todas las noches hablábamos, nos reíamos, planeábamos maldades, le hablaba de mis proyectos y era para Beto: “Mi Alonsito de Pollo”.

Perdió su trabajo en la tienda de ropa y eso lo desanimó también, el sentirse no productivo, a pesar de su humor fatídico de aquel entonces, tenía una familia que siempre estaba apoyándolo, sobre todo su hermana que le dio un espacio donde él pudo ser y reconstruirse a sí mismo y al mismo tiempo sentirse independiente. El buen Beto, como también le llamábamos, sacó fuerza de flaqueza e incluso tenía sus frases para ayudarse y ayudar a los demás a salir de cualquier preocupación:

“Más que una eterna luz gris, un arcoíris temporal es mucho más hermoso”, “Nunca sabes de lo que eres capaz, hasta que la vida te pone en situaciones que creíste nunca poder superar”. “No sabes que tan fuerte eres hasta que ser fuerte es tu única opción”.

El 7 de septiembre del 2014 Norberto realizó la evaluación del proceso de acreditación de conocimientos equivalente al bachillerato acreditando de forma superior. El tiempo corrió y Norberto no sólo aprendió a caminar, con muleta sino a dominar la silla de ruedas, fue un proceso duro, pues primero tuvo que fortalecer su cuerpo y aprender a vivir en la silla con cierto humor negro y con muchas ganas de vivir. Beto, pertenecía a la asociación “Águilas Reales Pro-dignidad del Discapacitado AC.

En abril de 2015, y después de una feria de trabajo para personas que viven con alguna discapacidad, Norberto entró a trabajar como asesor telefónico técnico especialista en GNP, una empresa socialmente responsable, donde él recibió un reconocimiento por haber obtenido el 94.3 por ciento de apego a su adherencia, 10 en monitoreos, y un AHT 194 de segundos durante el mes de diciembre. En Skill de GMM y Vida.

Norberto aprendió a ser resilente y a vivir la vida de manera intensa, era frecuente verlo en exposiciones de arte, en centros culturales, acompañado de amigos y poco a poco nos fuimos enterando que había recuperado sensibilidad y dominio de músculos e incluso me comentaba por chat algunos encuentros sexuales, que me hacían sonrojar pero también agradecía que volviera a recuperar su vida sexual, tema que sigue siendo un tabú social, que piensan que las personas que viven con alguna discapacidad “son como angelitos”.

Cabe mencionar que El Fobo lo nombró coadministrador del grupo en FB “Los Bebedores de Hermès” y que lo invitaron a participar a otro, al cual por lealtad a mi, declinó. Mi querido Crhonos me compartía sus lides, conquistas y hasta sus pleitos por personas que “querían hacerle el favor” y ante su desdén, le escribían insultos y groserías…parece que en el ambiente falta mucha autoestima y respeto.

Su resilencia hacia todo ello, me llevó a invitarle para dar una charla sobre sexualidad en personas con discapacidad, donde participó el sexólogo Francisco Delfín, en El Taller de los Martes allá en la Bella Epoque, un martes muy especial donde no sólo se habló del duelo inicial cuando una discapacidad se adquiere, también de la complejidad que había en la discriminación social hacia las personas con discapacidad motriz, e invitó a que su amigo Fernando, compañero también de GNP hablara sobre su caso como persona débil visual.

Beto era generoso, pero también la vida le llevó a alzar la mano, y a velar por los derechos de las personas con discapacidad motriz, señalo los abusos que en nombre del género se cometen en contra de las personas discapacitadas que abordan el metro y que tienen lugares específicos para sus sillas, grabó los insultos de las personas que discriminaban y ponía de manifiesto que también se podía discriminar a las personas gays por alguna discapacidad.

Norberto era fan de Tim Burton y vio la exposición como cinco veces con distintas amistades, a mí me llevó a la última, al cierre, ya se lo sabía todo del derecho al revés, era feliz compartiendo sus conocimientos sobre dibujos animados, sobre cómics y universos ya fuera el Marvel o DC, siempre traía una playera de algún superhéroe o en fotografías nos despertaba la libido al ponerse en fotos sexys con el torso desnudo, le gustaba que le escribiéramos “peluche en el estuche”

La muerte de su madre, le pegó mucho a Norberto, le sorprendió y dolió ser excluido del testamento, sobre todo por su condición, pero comprendió que tenía una familia que lo apoyaba, amigos con quienes compartir y departir, y que lo material era secundario. Conquisto corazones de personas como Alfredo Gudinni o Armando Cristeto, fue entrevistado por Eduardo Iniesta, para Capital 21, ahí nos encontramos alguna vez.

Norberto no era muy participativo en cuestiones de activismo LGBTTTI, pero gracias a mi querido Armando Cristeto tuvo la oportunidad de acudir por lo menos a la Marcha del Orgullo Critico de la Ciudad de México del 2018, nos encontramos ya al final y comió con nosotros en un pequeño restorán.

El proceso electoral del 2018 nos separó como a varios amigos, si bien nunca tuvimos discusiones que le ofendiera a cada uno, porque entre nosotros había un código de respeto y amor, en nuestro círculo había mucha polarización y dejamos de polemizar en nuestros respectivos muros. El votó por Andrés Manuel, tal vez no creía en el pero como miles de mexicanos, estaban hartos de lo mismo. Aún así nos saludábamos por el Messenger del FB y nos mandábamos stickers, planeando nuestro siguiente encuentro, para después de mis actividades, como me decía.

Ese encuentro nunca llegó, el lunes 26 de noviembre desperté con la noticia de que había fallecido. El domingo 25, fue a una junta con personas en silla de ruedas, al regresar a su casa se le presentó una descompensación repentina, lo llevaron al hospital y salió al poco tiempo, llegó a su casa y por la noche tuvo una convulsión y un infarto fulminante. Norberto había padecido una gripa, no hace mucho tiempo y como muchas personas que se desplazan en sillas de ruedas, sobrellevaba una infección en los riñones.

Del domingo a lunes, fue velado en el hogar de su hermana, espacio que había hecho suyo y al que llegaron los pocos amigos que vivían cerca o se pudieron desplazar, ese día a las 2 de la tarde fue sepultado en el panteón de Los Rosales en el municipio de Chimalhuacàn en donde lo despidieron dos personas muy importantes y significativas para èl: Eduardo Pèrez “Lalo El Gavilán” y Armando Cristeto.

Información y fotografía tomada de:

https://www.facebook.com/bcolincontreras

Comentarios