Quien crea en Dios, que lo viva. Quien crea en el Papa,...

Quien crea en Dios, que lo viva. Quien crea en el Papa, que lo padezca

1171
Compartir

En el siglo IV antes de Cristo, Platón comenzó a pensar en el derecho natural, en la justicia, Aristóteles habla en principios éticos de igualdad, ya que no puede existir una persona inferiores o inferiores y cuestiona la esclavitud.

En estas construcciones llega la iglesia judía, patriarcal, en donde la mujer, las o los hijos no tienen ningún valor, son sus posesiones, sus famélicos, sus esclavos, a esta agrupación de posesiones se les conoce como familia y este vendría siendo el modelo tradicional, un hombre dueño de la vida de esclavas con hijos que en su mayoría no lograban llegar a los cinco años de edad, donde la muerte y los abortos producidos por la escasa  alimentación, el maltrato físico eran algo natural para estas tradiciones.

Así, el surgimiento del cristianismo se da en medio de un pueblo empobrecido, mayormente oprimido, lleno de costumbres, leyes y tradiciones impuestas por los sacerdotes, con ritos de purificación y una constante lista de sacrificios para liberar las almas de los ya oprimidos.

Muerto Jesús,  Roma opta por fundar una nueva Iglesia sobre este hombre e inician con una nueva historia que culminará con desaparecer la misión, visión y liberación de Jesús. De nuevo el pecado esta presente, el juicio, la culpa, la condenación, la purificación, la tradición sobre la misericordia, la esclavitud sigue vigente y los conceptos cambian, tan humanos como ellos mismos desaparecen la salvación y se vuelven selectivos, en esta historia hubo persecución y muerte a quienes creyeron y trataron de borrar los errores para volver a tomar el control, tal como lo tenían antes, tal como les permitió seguir confesando y perdonando, dando indulgencias y saltando el nuevo testamento tal como se han saltado las mas de 160 veces que se dice aberración en el antiguo testamento, para concentrarse solo en seis y justificar actos de violencia contra la comunidad LGBT en el mundo.

Llegan nuevas formas de oprimir, ahora la mujer y los hijos dejan de ser esclavos, pero siguen siendo propiedad de un varón, pasan a ser… De Pérez, de González, con un modelo reproductivo, donde la mujer debe estar lejos del placer y ser sólo reproductiva y reproductiva bien, generando varones, si son mujeres históricamente podían y siguen haciéndolo en algunas comunidades simplemente desaparecerlas, matarlas o abandonarlas.

sergioybaco
San Sergio y San Baco

En el siglo IV San Sergio y San Baco fueron militares del emperador Maximiliano, él les tenia una gran estima y admiraba su valor, Sergio era comandante de escuela de gentiles y Baco el segundo a mando, eran una pareja homosexual que fue martirizada, mas no por ser homosexuales, sino por ser Cristianos, y como fueron martirizados por su fe fueron beatificados y su iglesia se encuentra en Constantinopla (San Sergio y San Baco) y su fiesta se celebra el 07 de Octubre.

En esa época la realidad y tolerancia o respeto a las orientaciones sexuales eran tales que existía un rito dentro de la iglesia Católica una tradición llamada adelphoiesis, un rito que se hacia como una forma de «hermandad», en el que en nombre de Dios se les vinculaba para toda la vida.

Existen decenas de escritos antiguos que hablan de estas tradiciones y John Boswell fue quien recorre las Bibliotecas Vaticanas y encuentra 80 manuscritos de las ceremonias de bodas gay en la edad media y en las que se invocaba a San Sergio y San Baco como protectores de estas uniones.

89918827
Küçük Ayasofya Camii (Iglesia de San Sergio y San Baco). Estambul

En algún concilio Vaticano escriben de nuevo la historia y cambian estas realidades dejando la esclavitud como algo natural, el sometimiento de la mujer, la violencia familiar y un modelo de familia, lo natural, lo ético y lo moral, dejando de lado a una mayoría Universal, dejando de lado los derechos naturales desde Platón hasta llegar a la Declaración Universal de los derechos Universales promovidos por postulado por Eleanor Roosevelt en Francia en el año 1948, que nos confiere el derechos de todos los hombres y mujeres del planeta, sin hacer ninguna distinción entre ellos, raza, idioma, religión, etc.

Hoy siento una profunda pena de ver como la iglesia de nueva cuenta inicia una cruzada de odio y división defendiendo algo invalido, una estructura social que tiene albergues llenos de criaturas, hogares llenos de violencia y misoginia, iglesias llenas de juicios en donde una teoría es que si se permite avanzar en derechos y conceder igualdad estarían propiciando mayor cantidad de homosexuales, lesbianas y comunidad transgénero en el mundo, afortunadamente no es una enfermedad y lo que sí vemos que se pega es la homofobia, la ignorancia, el odio y la violencia a poblaciones enteras, ¿Hasta cuando podrán parar al odio, dejar de ser los maestros de la ley, los asesinos de Jesús?

Un Estado laico, es independiente de toda religión, ni ninguna corriente religiosa para bien o para mal influyen sobre las políticas publicas, Diputados, servidores públicos, si lo que buscan es incidir sus ideas religiosas creo seria buen momento de presentar su renuncia y dedicarse a estudiar teología o irse de misioneros, Nuevo León necesita políticos que frene la corrupción, que genere cambios sociales y deje que los ricos dejen de ser mas ricos y los pobres seamos mas pobres, merecemos un estado sin tener que tapar nosotros los ciudadanos los baches, sin enfrentarnos a un Gobernador que dice que la mujer es mujer con dolor de parto.

Y a mis queridos grupos conservadores que marcharan vestidos de blanco, que vergüenza como mexicano verles como corderos vestidos de blanco ocultando su piel de lobo que mata, enjuicia y condena a miles de mexicanas y mexicanos hartos de su moralina que aniquila la igualdad y la justicia social.

Por muchos años he vivido ya la violencia, sus amenazas, sus represalias, sus insultos y esos tiempos que me dejan con las piernas temblando de miedo y saben… no me callo, nunca me callaré, quien crea en Dios que lo viva, quien crea en el Papa que lo padezca.

Comentarios