Sobre la obra de Luis Felipe Fabre: ‘Escribir con caca’ y sangre

Sobre la obra de Luis Felipe Fabre: ‘Escribir con caca’ y sangre

280
Compartir

«Escribir con caca«, de Luis Felipe Fabre es una obra antisolemne que reflexiona sobre la obra de Salvador Novo y su condición homosexual, la relación que esto tenía con el ano vista y señalada por si mismo y por los demás, así como su imposibilidad para la poesía y sus propia mierdas.

Divida en cuatro partes; Los Anales, Escribir con caca, La gran mierda y Novo en el Mictlán, el ensayo oscila entre la literatura de las primeras páginas donde Fabre retrata a un sospechoso Salvador Novo, todavía en bata, que de madrugada atraviesa la Ciudad de México en un taxi y que no es sino el retrato que de él hizo Manuel Lozano, y por otro lado, se teoriza sobre el encuentro que Novo, bajo la sugerencia de Ricardo Molinari, tuvo con Federico García Lorca en Buenos Aires en diciembre de 1933, y cómo este suceso, además de hipnotizar a Novo, lo hizo consciente de su propia imposibilidad para la poesía, matizada con la naturalidad que Federico tenía para ella, es así que el autor de la «Estatua de sal» se enamora del autor de Romancero gitano, sin que este amor sea correspondido, y que por esto, ¿tal vez?, Salvador se sumerge todavía más en la depresión, que antes de aquel viaje ya lo laceraba.

Las anécdotas, las citas literarias, la ironía, la crítica y los recursos de los que echa mano el autor sirven para demostrar un punto central: la poesía se origina en el ano. En ese sentido es fundamental repensar la tradición, desde Orfeo y los múltiples viajes al inframundo, que como en el caso de la poesía empiezan en el ano, en las profundidades, en las entrañas de la tierra y se subliman hasta volverse canto. De esto se sigue la consecuencia lógica de que quien escribe poesía tiene apetitos homosexuales, de ahí la certeza hiriente que tuvo el apodo de “los anales” contra “los poetas” del grupo de “los contemporáneos”, acusados de invertidos, como fue el caso de Novo y Villaurrutia.

El autor de «La Diegada» siempre tuvo presente su vulnerabilidad como homosexual en un círculo de machos revolucionarios, por eso fue el primero en burlarse de si mismo, para que las burlas de los demás perdieran impacto, por ello, y al confirmar su imposibilidad en la poesía, decide cultivar la poesía satírica, burlesca, irónica, escatológica y en general antisolemne, en sonetos donde hacía alusión a los oficios de su dedo. Hay que entender esta forma de hacer poesía de Novo como resignación, ya que él mismo sabía que no volvería a alcanzar las alturas que logró con «Nuevo Amor», resignación, pero también como acto de resistencia, como su más firme negación a alejarse de la poesía por completo, aunque con el tiempo se dedicará más al ensayo y al periodismo.

Para Novo la poesía y su sexualidad es un espejo, tema recurrente den la poesía gay, ya que odia lo que ve, pero al mismo tiempo alimenta su ego, odi et amo, pensaría Novo al verse en el espejo, leer su poesía y al momento de abandonar sus esperanzas románticas para convertirse al sexo, sacrificando así la esperanza de su “y vivieron felices para siempre” por la experiencia anal, convidada con militares, policías, albañiles y choferes.

“Tonta y melodramática”, dice Fabre, y es que este libro dialoga con Novo, como si de dos íntimos se tratara, como si esta obra fuera una palmadita al hombro, dos comadres que se cuentan sus penas, o mejor dicho, de una comadre que cuenta sus penas y otra que escucha y responde. En ese sentido la intimidad prevalece a pesar del tiempo que separa al autor de su objeto de estudio, y a su vez del lector del autor, mucho hay que decir con datos y precisión académica, pero siendo Novo como era, mucho de lo que hay que decir está en el chisme, no en el susurro, sino en la confidencia, en un tono intimista, aunque público, una atmósfera que autores como Novo y Fabre usaban como arma narrativa.

No toda la tragedia de Novo se reduce a su canto anal, a sus frustraciones, ni a los ataques que recibió por parte de los artistas revolucionarios, también hay episodios de su vida en los que pudo escoger, por ejemplo, la causa estudiantil, pero quizá un poco en venganza a los machitos proletarios que lo habían perseguido en su juventud, quizá por crear polémica, quizá por legítimo desacuerdo, Novo negó su mano amiga a los estudiantes que lo visitaban en su casa de Coyoacán buscando su apoyo para el Consejo General de Huelga. Fabre no perdona y mete la daga en la herida: “¿Qué opinión le merece al maestro Novo la toma de Ciudad Universitaria a manos del ejército?… Vaya… vaya… Es la primera noticia, y muy buena, que recibo en el día. Dígame, ¿cómo pasó?, respondió Novo. Y pensando en la sonrisa del presidente Díaz Ordaz sonrío satisfecho como si acabara de cagar.”

Hasta ahora todo lo que Fabre nos ha contado sobre Novo se puede construir gracias a testimonios escritos y orales, (el chisme), pero la parte más exquisita del libro, muy al estilo de Fabre, recurre a la imaginación del autor, para construir un poema biográfico, con más sabor a epitafio, en el que Salvador se lamenta del inframundo mexicano, con ese sabor a Aztec Style, que le parece igual de desagradable que despertarse a medianoche en medio del Museo de Antropología.

Divertido, dramático, Salvador discute con un espejo sobre las miserias del Mictlán, la inevitable pobreza de no arder en el infierno de Dante, que comparado con el mexicano es la gloria de las letras universales, ¡tanto leer a Oscar Wilde para acabar así!, pero de cualquier forma Salvador está en casa, en el ano del mundo, a donde va toda la mierda, aposento de Tlazoltéotl, diosa de la inmundicia, la experiencia no le es ajena, pero tampoco es agradable, a pesar de todo es probable que Salvador haya aplaudido el ingenio de Fabre para escribir así su vida en el más allá, en verso y no en calaverita.

«Escribir con caca» le hace justicia a Novo porque es anti solemne, porque la creatividad no se limita a la parte escrita en verso y porque se compromete con la obra de quien escribió «La diegada», pero sobre todo porque explicíta aquello que todavía es incómodo de platicar; el valor estético de la escatología, no sólo en la poesía, sino como acto performático en la vida diaria, en ese sentido Fabre rescata no sólo a Novo sino a la literatura al margen, de tal forma que la máxima que dice “El problema no es tener un ano, sabido es que incluso hasta los más machos tienen uno. El problema es hacerlo público.” Se diluye para parir, analmente, una gran obra, sobre un gran sodomita, de tal forma que como es costumbre decir antes del estreno de una obra teatral, nosotros podríamos decirle al lector que está por empezar las primeras páginas de este libro: ¡Mucha mierda!


En posdata… Este miércoles 26 de junio tendrá lugar el XXI Eslam Cuir de la CDMX en el Antiguo Colegio de San Ildefonso a las 19:00 h, el evento conducido por Agatha Angustia y organizado por Canuto Roldán, tendrá en su intermedio una dramatización de este texto a cargo de Diego Medina, Violencia Parra pa’ los amigos, así que allá los espero, desde luego entrada libre.

 

Comentarios
Compartir
Artículo anteriorConservadores quieren hacer auditoría ideológica: No tienen autoridad, les responden
Artículo siguiente#SKARLIGHT: Karla Rios y Starlight ganan el tercer episodio de Mty Drag Project 5
Diego Medina, (Violencia Parra), Poeta y activista LGBTTTIQ. Ha sido publicado en antologías como Poesía Trans No Binarie, de Puntos Suspensivos Ediciones, MORFO, de Editorial Criptomórfica, su poemario Prometeo, ganó el segundo lugar del IX Concurso Internacional de Poesía Caminos de la Libertad. Actualmente coordina el Eslam Cuir de Poesía, el cual fundó junto a Editorial Vesonautas. También es maestro pokémon nivel 33 y un amante de la cultura pop y el nesquik de fresa. Actualmente coordinador editorial de Circo Literario, fundador de la Editorial Versonautas, columnista en la revista digital Letras de Reserva, colaborador en la revista digital Hombre 21, recientemente ha participado en la antología MORFO de la editorial Criptomórfica, también está próximo a publicar su primer poemario.