Una forma diferente de vivir la Semana Santa

Una forma diferente de vivir la Semana Santa

458
Compartir

Terminó la Semana Santa, las personas están regresando de las playas, de ver sus familias, algunas con la fortuna de vivir la tradición de alimentos, tortitas de papa con camarón, capirotada y toda la comida que en cada estado ha sido tradición seas o no seas Católico, nuestra cocina se apoderó de estas tradiciones que siempre se antojan y muchas veces esperas con gran emoción.

Este año me agradó mucho ver en las redes sociales igualmente a personas empoderadas de su fe y reconociendo que la tradición igualmente dentro de las iglesias a dejado sin argumentos la exclusión, permitiendo la integración de un Dios universal, abierto a todas las personas y sin encontrar teológicamente argumentos válidos que permitan seguir excluyendo a la comunidad LGBT o la participación activa de las mujeres en su enseñanza,

Temas recurrentes como la sexualidad, definida como una parte natural que nos acompaña desde que nacemos, hasta que morimos y que vivirla y tener el derecho de vivirla como sea nuestro deseo, nos otorga plenitud como seres humanos. Hemos visto el fracaso del celibato en muchos líderes religiosos llegando a cometer actos vergonzosos contra menores de edad, contra mujeres indefensas o grupos que confían en ellos y les permitieron el abuso. Indiscutiblemente no será el caso en muchos que lograron dominar su deseo de alguna forma no natural y la testosterona desapareció de su deseo natural para dar cabida a una espiritualidad que trascendió más allá de su genitalidad.

México es un país que tiene un rezago importante en educación,  somos un país conquistado, abusado y sometido por un Dios hetero, inflexible, condenable que generó toda una capirotada de nuestros usos y costumbres para llenar de tradiciones nuestros hogares y conquistar el pensamiento de millones de personas que siguen sin abrir una Biblia y simplemente reconocer como verdadero lo que a manera personal líderes religiosos interpretan como pecado y que les a permitido invisibilisar a poblaciones enteras abusando, promoviendo el odio, matando y irrespetando un país que supuestamente es laico, pero que con la mayor facilidad es violentado al encabezar marchas contra el matrimonio universal, contra la adopción de gays y lesbianas y el reconocimiento de identidad de la comunidad trans.

Generando creyentes de closet, fundamentalistas al extremo de atentar contra sus iguales y escondiendo su sexualidad, sus placeres con discursos inflexibles que hablan de la vida en pareja, fidelidad, ética y moral cristiana, defensores de las buenas maneras y con un abuso de discursos vomitados en las iglesias y que simplemente no aparecen en ningún escrito bíblico conocido.

Igual a los mensajes de liberación a los oprimidos, igualdad que significativamente se imponen como las únicas verdades y alejan aún más a esas personas que nunca han tenido la oportunidad de vivir un día libre de desigualdad y con esperanza en un ser santo que le permita reconocer su propia oscuridad abriéndose a un camino de paz y de justicia social.

En fin, espero que sus vacaciones fueran de lo mejor, les diera oportunidad de reflexionar en esa necesidad que realmente tenemos de vivir lo santo y que nos hace de repente acercarnos a una iglesia o ver hasta una película de tema religioso, esos alimentos y esos olores que nos acompañan y alguna oración que de repente soltamos al tener la necesidad de sentir esa paz que en algún momento hemos vivido.

Dios existe y créanme es algo más que esa bolsa de basura disfrazada de Santo, pero para conocerle necesitas dejar de lado tu ego y permitirte hacer algo más por otra persona a fin de vivir un poco de la gracia de compartirnos como verdaderos hijas e hijos de Dios.

Comentarios

Dejar una respuesta