¡Viva La Bogue! ¡Alejandra está de regreso!

¡Viva La Bogue! ¡Alejandra está de regreso!

549
Compartir

La Bogue está de regreso. A través de su cuenta oficial de YouTube, la actriz ha comenzado a compartirnos un poco de su desbordante talento. A través de diferentes secciones, la también vedette, charla con el público, exhibe a su célebre galería de personajes, cuenta sus anécdotas de antología y presentará invitados. Este es el regreso de La Bogue a los medios luego de unos añitos de ausencia.

Sin duda alguna, Alejandra Bogue es una de las figuras icónicas de México dentro de la sub-cultura LGBT+. Probablemente ella y la desaparecida Francis, comparten el trono como los símbolos trans más importantes del país. Muchas generaciones tal vez conozcan poco de ella (que no la conozcan es casi imposible). Bogue no es un fenómeno mediático de la última década. Alejandra tiene tras de sí una carrera de casi tres décadas en el espectáculo. No hay espacio en el mundo del espectáculo donde Alejandra no haya brillado.

Sus inicios fueron en centro nocturno. La Bogue fue una de las reinas del Gallery, aquel mítico recinto del puerto de Acapulco que presentó uno de los espectáculos travesti mejor realizados jamás en nuestro país. Entre 1985 y 1988, La Bogue caracterizó a figuras como Nina Hagen, Madonna o Cindy Lauper, en contraste con otras travestis que se inclinaban por encarnar a figuras como Lupita D’Alessio o Amanda Miguel. Por que eso sí, La Bogue siempre ha sido muy original.

Pero como Bogue no quería perpetuarse como travesti o transformista, sino que deseaba llevar una vida plena como mujer, abandonó el show travesti y se movió al cabaret. Es figura mítica de El Nueve, aquel legendario night club y crisol de la libertad sexual en la Ciudad de México. Allí hizo sus pininos como actriz en la Kitsch Company, compañía cabaretil que tenía como base de operaciones del célebre night club.

Pero Bogue ambicionaba más. Se convirtió en una actriz «seria» en el mundo del teatro. Fue descubierta por el dramaturgo José Luis Cruz y debutó en el montaje «Baal», en 1990. Bogue permaneció en el teatro durante el resto de la década de los 1990’s. En 1998, es reconocida por la Asociación Mexicana de Críticos de Teatro como revelación femenina por su actuación en «Las criadas» de Genet. Si no me equivoco, es la primera actriz trans en tener este reconocimiento en México.

El éxito mediático para Alejandra, viene en la década de los 2000’s en la televisión. Durante una década, La Bogue estuvo al aire en la señal Telehit, de la cadena Televisa, en espacios como «Desde Gayola» (2002-2006), «Guau!» (2006-2007) y «Que show con La Bogue» (2008-2012). Este último, es el primer show de televisión mexicano encabezado por una actriz trans. De esta etapa surgen sus entrañables personajes: «La Tesorito», «Tearruina Fernández», «Betty BO5», «Wendy Citlalli», «Matlina Vil» y otros más.

La televisión le abre las puertas del cine. Bogue ha aparecido en cintas como «Seres humanos» (2001), «Sin ton ni Sonia» (2006), «No se aceptan devoluciones» (2013) y «El viaje de Keta» (2019).

Como consagrada vedette, Alejandra ha trabajado en shows enteramente producidos por ella como «No soy Madonna, pero soy La Bogue» (2008) o «En vivo, en puntas con La Bogue» (2011).

El teatro le ha otorgado a Bogue algunos de sus triunfos profesionales más celebrados. Ella y solamente ella pudo interpretar a «La Agrado», la célebre transexual de Almodóvar en la versión teatral mexicana de «Todo sobre mi madre» (2010). En 2017, en el formato de Teatro en Corto, realizó una espléndida interpretación de una vedette en decadencia en «Zuleyka Montes» (2017).

Bogue no ha estado particularmente presente en el activismo LGBT+, al menos no de una manera tan mediática como otras figuras. Sin embargo, en 2012, representó al colectivo transgénero mexicano en Milán, Italia, en el marco de la Global Cross Atlantic Summit, organizado por Equality y la Harvey Milk Foundation. En 2018, Alejandra también alzó la voz, junto a otras figuras por la representación errónea de las mujeres trans en televisión o cine: «No somos hombres con peluca».

Bogue también ha fungido como modelo y musa. El fotógrafo estadounidense Joel-Peter Witkin, la ha elegido para ser parte de su trabajo en tres ocasiones. ¡Las fotografías son una belleza!

Recapitulemos: cabaret, teatro, cine, programas cómicos, unitarios televisivos, telenovelas, series, series online, presentadora de televisión. ¿Que otros medios faltan en el curriculum de Alejandra? Pocas actrices, cis o transgénero, pueden jactarse de tener una trayectoria que abarque tantos espacios del espectáculo. Y además, La Bogue es bailarina profesional de ballet….

El único medio que faltaba en su espacio era el internet. Ahora La Bogue lo conquista. No dejen de echar un ojo al contenido que semana con semana, Alejandra comparte a través de su cuenta oficial de YouTube. Se llama «Viva La Bogue en Vivo»  y está presentando nuevos personajes de su repertorio (como «La Madame» y «Beverly Owen»). Es una buena opción para este encierro involuntario.

Comentarios