10 historias de terror causadas por juguetes sexuales improvisados

10 historias de terror causadas por juguetes sexuales improvisados

243
Compartir

Las más terroríficas historias, son las que están basadas en la vida real, aunque muchas de ellas, no tienen que ver con fantasmas o demonios. Las más sangrientas y que erizan la piel, han sido protagonizadas por algunos atrevidos que han osado profanar su propio cuerpo con juguetes sexuales improvisados que pusieron en riesgo su vida.

Estas son las 10 historias más aterradoras que hemos publicado en Ulisex!Mgzn y que son verdaderas historias de sangre, dolor y horror.

La maldición de las bolas 😦

Resultado de imagen para bolas de acero, peneUn hombre de 36 años del distrito de Xushui, prefectura de Baoding en la provincia de Hebei, en China, dijo que al insertar en su uretra las bolas magnéticas de acero,  pensó que iba a poder  sacarlas, difundió Baoding Radio News.

Estas llegaron hasta la vejiga causándole gran dolor abdominal, lo que lo hizo acudir al hospital. Esto lo dimos a conocer en mayo de 2018.

Checa la nota completa aquí.

Más largo más horror📏

Un sujeto se perforó el intestino al insertar un juguete sexual ‘inusualmente grande’ de 77 cm de largo en su ano, según reveló en junio de 2017, un informe del caso.

Los médicos revelaron que  el paciente «perdió el control» del juguete sexual porque estaba intoxicado, lo que le atascó dentro del recto.

El extraño caso,  fue publicado en BMJ Case Reports, señalando que el paciente, quien sufría mucho dolor, se presentó a Emergencias de un hospital y explicó a los médicos cómo colocó el juguete sexual sin batería en su recto mientras estaba bajo la influencia del alcohol.

Los médicos, estaban preocupados cuando vieron en la radiografía el objeto extraño. El hombre luego informó a los médicos,  que el juguete sexual medía tres cuartos de metro.

Los cirujanos retiraron el juguete sexual y también cortaron 20 centímetros de su intestino grueso, debido a que lo había perforado.

El paciente pasó nueve días conectado a tubos de alimentación en el hospital para evitar que los desechos pasaran a través de su colon.

Checa la nota completa aquí.

El peligroso juego de La Botella 💀

Un hombre de 33 años fue intervenido quirúrgicamente en el Hospital General de Choluteca, zona sur de Honduras, luego de que se introdujera una botella en el ano.

De acuerdo con medios locales, el sujeto intentó calmar un fuerte dolor de hemorroides con el envase, pero este se le deslizó hacia el interior de su cuerpo. Afortunadamente se recuperó.

Cabe destacar que las botellas de vidrio son uno de los objetos que más comúnmente son recuperados en casos como este.

Checa la nota completa aquí.

La berenjena de la muerte 🍆

En junio de 2018, reportamos que un sujeto en China que tenía una berenjena atrapada en su cuerpo afirmó que había insertado la verdura en su recto en un intento por curar su estreñimiento.

El gran vegetal aparentemente se había movido a lo largo de los intestinos del hombre de 50 años antes de llegar a la parte superior del abdomen, según el hospital.

Los médicos afirmaron que cuando encontraron la berenjena, casi había llegado a la altura del corazón del paciente.

Según Kan Kan News , el hombre fue al hospital, dos días después de haber introducido la verdura en su cuerpo.

Una radiografía también mostró que el objeto se había quedado atascado en una posición diagonal. Los pulmones del hombre estaban inflamados como resultado.

Checa la nota completa aquí.

Más tieso que un muerto 💀

Un cantante de jazz conocido como Danny Polaris,  comenzó en agosto de este año una campaña para reunir fondos a fin de poder salvar su pene, luego de sufrir una erección durante dos semanas, por haberse inyectado una droga no identificada para tener relaciones sexuales.

Al día siguiente, Danny, descubrió que todavía tenía una erección. Sin embargo, no quería ir al médico y decidió «curarse» en casa. Se puso hielo en el pene y esperó a que pasara. Sin embargo, dos días después, el problema aún no desaparecía y comenzó a sufrir un intenso dolor.

Cuando finalmente acudió al hospital fue diagnosticado con priapismo, que es una erección dolorosa de larga duración no causada por la excitación sexual que puede provocar coágulos sanguíneos que ponen en riesgo su vida y el dolor ha sido tan intenso que se ha desmayado.

Checa la nota completa aquí.

El chico del cable 🤥

Los médicos usaron un láser para quitar el cable eléctrico que se había enredado dentro de la vejiga de un joven de 18 años después de que se lo metió por la uretra para excitarse.

El adolescente no identificado, de Uttar Pradesh en India, tenía dolor y luchaba por orinar, pero no confesó a los urólogos la razón de su agonía cuando llegó al hospital.

Tras analizar su historial, se dieron cuenta que no era la primera vez que pasaba por un episodio similar y los urólogos, se vieron forzados a usar un láser para romper el cable en pedazos más pequeños para sacarlo de su uretra.

Checa la nota completa aquí.

El Misterio de la ducha 🚿

El hombre de 26 años le dijo a los médicos que se había caído en la ducha de mano mientras estaba en la ducha, sin embargo, los médicos, del Hospital Ram Manohar Lohia y del Instituto de Posgrado de Educación Médica e Investigación en Nueva Delhi, dicen en el informe que sienten «gran sospecha» de que el objeto fue realmente colocado allí para «propósitos autoeróticos».

El hombre fue al hospital después de haber separado el cabezal de la ducha junto con algunas de las tuberías, después de descubrir que no podía quitarlo en casa.

Después de un examen inicial, los médicos descubrieron que, por lo demás, gozaba de buena salud y no estaba sangrando activamente. El hombre negó haber tenido tales incidentes en el pasado o insertar objetos en su recto.

Los rayos X revelaron que la ducha de mano se extendía seis pulgadas dentro de su recto, pero no se rompía, según el informe.

Los médicos emplearon ‘estiramiento anal suave’ para alcanzar y agarrar la cabeza de la ducha.

Checa la nota completa aquí.

Las pinzas de la vergüenza  😓

Un joven de 18 años introdujo unas pinzas de metal de ocho centímetros, en su pene y sólo recientemente, ¡Cuatro años después! ha decidido acudir a un hospital a que se las extrajeran.

El equipo médico que lo atendió señaló que «La razón más común para la inserción de un cuerpo extraño dentro de la uretra masculina es para conseguir una gratificación autoerótica y sexual, especialmente durante la masturbación. En la gran mayoría de los casos, los pacientes se sienten culpables y humillados, por lo que evitan pedir ayuda médica».

Checa la nota completa aquí. 

Pene muerto en vida 🧟

En abril de este año a un hombre de 52 años le fue amputada una parte de su pene, tras una erección de dos días, que al parecer había sido causada por pastillas.

El paciente acudió a un centro médico en la India porque no podía deshacerse de una erección mantenida durante dos días que le resultaba dolorosa. Los médicos procedieron a drenar la sangre, pero al día siguiente, el glande comenzó a ponerse negro.

Tras descartar que el origen fuera un problema de coagulación o urinario, y ante la imposibilidad de detener la gangrena, decidieron que la mejor opción era amputar la cabeza del pene.

Checa la nota completa  aquí.

 

Para sentir placer, un hombre, en China, comenzó a insertar agujas de coser en su pene. Luego de un año ya tenía 15 de estos objetos de acero dentro del cuerpo cavernoso, pero comenzó a experimentar dolor y sangrado, por lo que acudió al médico.

Los 15 agujas de coser  que miden a entre de cinco y  10 centímetros de largo habían sido puestas en el pene por placer a lo largo de un año según declaraciones del paciente al médico.

El urólogo  que atendió el caso, dijo que una placa de rayos x mostró las agujas clavadas en la uretra membranosa, que es también la parte más estrecha de la uretra masculina.

El paciente afirmó que no sentía ningún dolor mientras ponía las agujas. Sin embargo, con 15 agujas dentro del pene comenzó a sentir dolor y sangrado al orinar.

Checa la nota completa aquí.

Comentarios