Adelfopoiesis: Uniones entre personas del mismo sexo en las iglesias cristianas de...

Adelfopoiesis: Uniones entre personas del mismo sexo en las iglesias cristianas de la Edad Media

138
Compartir

Aunque en la actualidad la Iglesia Católica es una de las instituciones y religiones que más vehementemente se oponen al matrimonio entre personas del mismo, hubo una época en que las uniones entre varones y mujeres no eran señalados como pecadores. Tampoco existía la ascepción de «Matrimonio Natural».

Por el contrario, se le conocía como adelfopoiesis a una ceremonia practicada por varias iglesias cristianas durante la Edad Media e inicios de la Época Moderna en Europa para «unir espiritualmente a dos personas del mismo sexo, casi siempre hombres.

La primera noticia moderna que se tiene del rito de la adelfopoiesis es de 1914, cuando Pável Florenski publicó el libro «The Pillar and the Ground of The Truth: An Essay in Orthodox Theodicy in Twelve Letters «. (El pilar y la base de la verdad: un ensayo de teodicea ortodoxa en doce cartas).

Una de las oraciones, que se recitaban hace más de 200 años durante la ceremonia, es la siguiente:
«Dios todopoderoso, que fuiste antes que el tiempo y serás por todos los tiempos, que se rebajó a visitar a los hombres a través del seno de la Madre de Dios y Virgen María, envía a tu santo ángel a estos tus servidores [nombre] y [nombre], que se amen el uno al otro, así como tus santos apóstoles Pedro y Pablo se amaban, y Andrés y Jacobo, Juan y Tomás, Jacobo, Felipe, Mateo, Bartolomé, Simón, Tadeo, Matías y los santos mártires Sergio y Baco, así como Cosme y Damián, no por amor carnal, sino por la fe y el amor del Espíritu Santo, que todos los días de su vida permanezcan en el amor. Por Jesucristo, nuestro señor. Amén»

Si no era en una misa y ante un sacerdote, los «hermanos» juraban de todas formas sobre un altar y lo anunciaban a la comunidad en la puerta de la iglesia. De la extensión de esta práctica son testigo los cementerios en Inglaterra e Irlanda donde se pueden encontrar numerosos enterramientos con los nombres de dos hombres.

El rito del hermanamiento o adelfopoiesis ha ganado en relevancia entre los historiadores que se ocupan de la historia LGBT  en los últimos años, ya que ha modificado la imagen que se tenía de la Edad Media y el inicio de la Edad Moderna.

En este sentido el historiador estadounidense John Boswell consideró lo anterior como evidencia de que el cristianismo no siempre fue contrario a la homosexualidad,  en su libro Same-sex unions in premodern Europe (Uniones homosexuales en la Europa premoderna).

Por el contrario investigadores como Claudia Rapp rechazan cualquier equiparación entre la adelfopoiesis y el matrimonio tal como eran vistos y entendidos en aquella época, y niegan que en la primera se pretendiese que la pareja mantuviese relaciones homoeróticas dentro de la misma.​

Comentarios