Adiós a Mario Garza Martínez (1992-2016)

Adiós a Mario Garza Martínez (1992-2016)

8790
Compartir

Jesús Mario Garza Martínez (Monterrey, Nuevo León, 29 de octubre de 1992 – Mina, Nuevo León, 10 de julio de 2016)

Mario creció en Mina, Nuevo León, sus amigos y familiares lo recuerdan como una persona de contrastes, Mario podía estar alegre por fuera, pero deprimido por dentro. Malhablado y ocurrente, «una diva» en ocasiones.

Mario estudiaba la Licenciatura en Ciencias del Lenguaje en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Pero a pesar de eso, cuando estaba con otra persona, le encantaba hacer a las personas felices, «Si no lo conocías no te enterabas que estaba triste». «Le preocupaba mucho que los demás pudieran sentir lo que el sentía, por eso era muy divertido», recuerda Fernando Múzquiz, su ex pareja.

Algo que le gustaba mucho era la fotografía, al igual que la música, particularmente Lana del Rey. «Lo que estás oyendo es lo que pienso» diría a su ex pareja mientras escuchaban «Born to die».

Uno de sus amigos cuenta que le gustaba mucho ir a Monterrey, salir de fiesta o a los antros  y de disfrutar de un buen porro. Narra cuando una vez ambos fumaban en la calle y la Policía, al detectar el divertido aroma, los persiguió sin éxito. Para ellos resultó una aventura.

mario garza 1
Mario Garza / U!M 91 / abril 2013.

El 1 de mayo de 2013 Mario apareció en la portada de Ulisex!Mgzn 91. Luego de una selección entre lectores, Mario posó para la revista y dio una entrevista.

En ella, contó que de niño le apodaban «Cachucho» o «Lucas» y habló sobre su lugar de origen, «Cuando digo que soy de Mina, pues todos se hacen la pregunta de: «¿dónde está eso?»,  y así, sólo eso. O hacen bromas como por ejemplo: «¿en Mina hay Internet?», o cosas así, pero es sólo jugando». 

mario garza3
Mario Garza / U!M 91 / abril 2013.

Dijo que le gustaba el desierto y su comida favorita era la lasaña.

Su meta, en aquél momento, a sus 20 años, era convertirse en modelo, tenía el plan de llegar a los 30, siendo auto suficiente y compartiendo su vida con alguien.

Irónicamente, Mario, cerraría aquella entrevista con una frase que se convirtió en titular de esa portada, «La regla número uno, es nunca darse por vencido».

A sus 23 años, el domingo 10 de julio, por la madrugada, Mario tomó la última decisión de su vida y partió por propia voluntad.

Le sobreviven sus padres, dos hermanas y un hermano, así como cinco sobrinos. Lo recuerdan compañeros de escuela y amigos de toda la vida.

Mario Garza / U!M 91 / abril 2013.
Mario Garza / U!M 91 / abril 2013.

Miney Salas García, recuerda a Mario así:

«Para mí fue muy especial, el era muy lindo, muy cariñoso y muy divertido, de hecho, algunas veces en las mañanas que esperábamos el camión siempre estaba fumando y se saboreaba demasiado el cigarro. También era amante de la música y cuando me veía en la facu se acercaba y me decía ‘Hey salió una canción nueva escúchala ándale bonita’.

Él, hasta sus últimos momentos se supo divertir mucho, era muy de andar siempre a la moda, lo que se ponía le quedaba súper bien, nunca le importó lo que la gente dijera, él simplemente era él, nadie le llegaba, sabía reconocer cuando alguien estaba triste o cuando tenias algún problema. Con tan sólo con verte sabía que estabas mal. Aconsejaba y ayudaba a los demás, siempre sabía guardar los secretos ¡muy bien! Jamás lo olvidaremos siempre estará presente en nuestros corazones, por siempre, jamás olvidaré su bella sonrisa.»

Cármen Ramírez Silva, expresó:

Se que todo lo que ocurre en esta vida es perfecto, desde el momento en el que fuimos concebidos hasta el último aliento…haber conocido a alguien como Mario fue una experiencia que me deja un gran aprendizaje, recuerdo a ese chico siempre de ocurrente y mal hablado, el que pocos le hablaban por que era muy creído, ¡una completa diva!, pero también tuve oportunidad de conocer al chico noble, quien te escuchaba y daba palabras de aliento..siempre, en cada ocasión que lo veía me daba gusto de encontrarme con él aunque fuera unos minutos, porque por más tontas las palabras, tenían su significado que hoy toman más fuerza y hacen eco dentro de mí. ‘Carmela’ odio que me digan así pero jamás me molestaba que saliera de su boca. El encontrará el camino a su nirvana, estoy segura y tengo fe en ello…extrañaré coincidir con él… Hasta siempre Mario, hasta siempre amigo.

Susana Elizondo Lozano, escribió:

Mario Garza, un hombre maravilloso, lleno de energía. Cuando te conocí no pensé que llegaría a quererte tanto. Siempre con una sonrisa en rostro, lleno de vida y amor.
Tú y yo compartimos el mismo amor por la música, hay tantas canciones, lugares y sueños que me atan a ti. Espero estés con Dios en este momento, algún día estaremos juntos de  nuevo.

Se agradece el apoyo de Fernando Múzquiz y Jahaziel Olvera, para la realización de este obituario. 

¿Tienes información que nos ayude a precisar o aumentar este obituario? Por favor contacta a Archivos y Memorias Diversas.


Rescatamos del archivo de U!M la edición 91, de mayo de 2013 con Mario en la portada.

Comentarios