Asesina a puñaladas a su novio, para cumplir fantasía sexual con amante

Asesina a puñaladas a su novio, para cumplir fantasía sexual con amante

979
Compartir
Wyndham Lathem, a la izquierda, y Andrew Warren, derecha, los acusados de asesinato.

CHICAGO.-  Un joven estilista de 26 años, fue asesinado mientras dormía de 70 puñaladas que casi decapitaron su cuerpo y que le fueron asestadas por su novio, Wyndham Lathem, de 46 años para cumplir parte de una fantasía sexual junto a su amante.

La víctima, Trenton James Cornell-Duranleau.

Los hechos ocurrieron el pasado 27 de julio, la Policía descubrió el cuerpo de Trenton James Cornell-Duranleau, siendo su novio el primer sospechoso del brutal crimen, puesto que el cadáver fue hallado en su departamento y él estuvo desaparecido desde entonces.

El novio de la víctima, trabajaba como profesor de microbiología en la universidad de Northwestern.

Sin embargo, las investigaciones de la Fiscalía de Illinois, Estados Unidos,  revelaron que el profesor había asesinado a su pareja para cumplir una fantasía sexual con otro sujeto, que sería su cómplice y con quien habría tramado el asesinato del joven estilista.

Lathem había adquirido en las semanas previas un pasaje para que otra persona viajara desde Londres a Chicago. Se trataba de  Andrew Warren, un británico de 56 años, empleado de la prestigiosa universidad de Oxford, una de las más reconocidas del Reino Unido.

Los dos hombres acusados de asesinato se habían puesto en contacto a través de un chat y de esos contactos surgió el móvil que llevó a aclarar el origen del crimen.

La fiscalía dio a conocer que ambos sujetos, durante semanas estuvieron tramando «su fantasía sexual de matar a otras personas y luego a sí mismos».

La Fiscalía relató ante el juez al presentar el caso, que Cornell-Duranleau, la víctima, dormía en el condominio de Lathem, su novio. Cerca de las 4:30 horas, el dueño de casa y Warren, el sujeto británico, llegaron al lugar y entraron sigilosamente para no despertar a su víctima.

Warren espero de pie junto a la puerta de la habitación, para grabar el asesinato con su celular.

Lathem se acercó a su novio mientras dormía y con un cuchillo aserrado de 15 centímetros de largo, hizo realidad  su fantasía, clavando el arma en el pecho y la garganta del joven.

Pero el cómplice, Warren, no pudo grabar porque cuando Cornell-Duranleau despertó gritando, se unió a Lathem para someter a la víctima que luchaba por su vida.

Luego, Warren, le tapó la boca acallar sus gritos y lo golpeó en la cabeza con una lámpara. Luego salió del cuarto en busca de dos cuchillos más para unirse a Lathem.

La víctima sólo alcanzó a morder en la mano a Lathem y antes  de morir, cuando ya le habían destapado la boca dijo a su novio, según el relato de la Fiscalía:  «Wyndham, ¿qué estás haciendo?»

Días después, Wyndham Lathem y Andrew Warren fueron arrestados en California, sin oponer resistencia alguna.

Ambo sujetos fueron acusados formalmente de homicidio en primer grado y deberán permanecer en la cárcel hasta que llegue el juicio, sin posibilidades de salir bajo fianza.


Con información de The Independent.

Comentarios