Congreso de Homofobia: Buscan ‘reparar sexualidad quebrantada’ de LGBT’s

Congreso de Homofobia: Buscan ‘reparar sexualidad quebrantada’ de LGBT’s

1749
Compartir

CIUDAD DE MÉXICO.- Pese a que numerosas organizaciones tanto nacionales como internacionales han denunciado los peligros de las terapias de conversión, que buscan «sanar» o «reparar» a sexualidad de las personas, tales procedimientos supuestamente terapéuticos, siguen siendo una posibilidad entre grupos religiosos que rechazan la homosexualidad.

En este contexto, el próximo del 23 al 25 de noviembre, tendrá lugar el  Noveno Congreso Internacional de Restauración Integral-Sexual “Maná del Cielo” en la Ciudad de México.

Por 700 pesos o 40 dólares, «Juntos, en un ambiente de compañerismo cristiano, estaremos aprendiendo sobre temas relacionados con quebrantamiento sexual y las respuestas redentoras que Dios tiene, especialmente para su pueblo», señala el sitio en internet, de Congresos Exodus.

Cabe destacar que Exodus Internacional es una organización que anteriormente se ha visto envuelta en escándalos por dañar la vida de las personas a las que supuestamente trató de salvar, algunas de las cuales se quitaron la vida.

Por otro lado, Exodus Latinoamérica forma parte de Exodus Global Alliance, una organización de cristianos a nivel mundial, dedicada a  «proveer herramientas para comunicar el mensaje de salvación e integridad sexual a través del poder transformador de Jesucristo», asunto que ha sido cuestionado por expertos y considerado dañino.

Hasta el momento no ha habido pronunciamientos públicos por parte de organizaciones LGBT para protestar contra este congreso que promueve prácticas discriminatorias y atenta contra la Salud Mental de las personas que pretende salvar.

Al respecto, Rubén Maza, presidente de It Gets Better México, dijo a Ulisex!Mgzn «Lamentablemente este tipo de congresos y organizaciones como Exodus lo único que hacen es promover y generar más homofobia; el gobierno mexicano debería pronunciarse en contra de las terapias de «reconversión», la homosexualidad no es una enfermedad, por lo tanto no tiene que ser curada, ya la OMS (Organización Mundial de la Salud) se ha pronunciado clara y específicamente en contra de estas terapias; este tipo de organizaciones y procesos lo único que hacen es atentar contra la vida de las persona.

 

Rubén también relató ser testigo de los efectos negativos de este tipo de «terapias», «Conozco de manera cercana a una persona que participó en este proceso, la realidad es que fue obligado por sus padres y al término del proceso su autoestima y voluntad fue destruida; durante muchos años vivió con culpa que incluso lo llevo a querer quitarse la vida; este tipo de terapias lo único que hizo fue generar un daño emocional que para él ha sido difícil sobre llevar; afortunadamente actualmente recibe consejería de profesionales serios que han ayudado a superar lo vivido en grupos como Exodus y poco a poco ha reconstruido su vida en un proceso de aceptación y crecimiento».

 

Por su parte, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) estableció en un pronunciamiento, el pasado mes de junio que las “terapias de conversión son una forma de violencia y discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género”.

El Congreso Exodus tendrá lugar en  el Centro Cristiano Calacoaya, Camino Real de Calacoaya #17 Calacoaya, en Atizapán, Estado de México.

Comentarios