‘Daken’: El atractivo hijo bisexual de Wolverine

‘Daken’: El atractivo hijo bisexual de Wolverine

571
Compartir

Daken hizo su primera aparición en la revista «Wolverine: Origins» # 1, en marzo de 2007. Fue creado por Daniel Way y Steve Dillon. Se trata del hijo de Wolverine, uno de los superhéroes más populares del mundo de los cómics, específicamente de la franquicia «X-Men» de Marvel. Su caso no es insólito. Marvel ha presentado a lo largo de su historia, toda una galería de personajes pertenecientes al colectivo LGBT+.

Resulta muy curioso que un medio como el de los cómics, que muchos pensarían que podría ser un medio machista y homófobo, debido a la testosterona que emana el estereotipo del superhéroe promedio, se haya arriesgado a presentar personajes sexualmente diversos, mucho más que otros medios como la televisión o el cine.

Hablemos un poco de la historia del personaje. Según la continuidad del Universo Marvel, el nombre real de Daken es Akihiro. Fue engendrado por Wolverine durante una de sus aventuras en Japón, con Itsu, una mujer originaria de dicho país. La madre del pequeño muere y Wolverine abandona Japón sin enterarse que había engendrado un hijo con ella. El bebé es tomado por Romulus, uno de los enemigos de Wolverine, y enviado con una familia japonesa que lo cría bajo la estricta y perversa supervisión del villano.

Pasan los años, Akihiro crece y hereda las facultades mutantes de su padre, incluyendo sus famosas garras. Contaminado y manipulado por la maldad de Romulus, Akihiro debuta con el nombre de Daken, para engrosar la larga lista de enemigos del más célebre de todos los X-Men. El personaje captó de inmediato la atención de los lectores y ganó gran popularidad, al grado de haber estelarizado ya varias mini series, novelas gráficas y su propio cómic. Daken es un personaje que se mantiene en la línea de otros personajes del cómic, como Deadpool o Punisher, es decir, una especie de anti-héroe, el «chico malo» que gusta de «patear traseros» sin las limitaciones morales de otros superhéroes.

Ahora viene lo interesante de este personaje: los guionistas de Marvel decidieron que el personaje fuera bisexual. El personaje también posee una característica especial en sus poderes mutantes. Daken es capaz de producir una especie de feromonas que libera en el ambiente, y que le vuelven terriblemente atractivo para cualquier persona, sin importar a que sexo pertenezca. Así, hemos podido ver a Daken es situaciones eróticas con mujeres, pero también con caballeros.

La lista de «conquistas» de Daken es ya bastante larga. Algunos superhéroes como Hawkeye, de los Avengers, o Thing (La Mole) de los Cuatro Fantásticos, han sido excitados por las feromonas de Daken y han tenido algunas situaciones candentes con el en sus enfrentamientos. En la continuidad de los X-Men, el personaje de Iceman también «salió del clóset». La situación se presto para que Daken apareciera en una mini-serie encabezada por Iceman en la que se aprovecho la sexualidad de ambos personajes para tejer una intriga que incluyo momentos eróticos entre ambos personajes, pues al parecer, Daken siente una especial atracción por este compañero de equipo de su padre.

La respuesta que el personaje ha tenido entre los fans, ha sido generalmente positiva. Aunque nunca faltan conservadores que alcen la voz para protestar, lo cierto es que Marvel se ha caracterizado por mostrar un apoyo y tolerancia al presentar a varios personajes LGBT+ en su catálogo de héroes y villanos. Daken en particular, ha sido alabado por la crítica por su diseño, personalidad y un sex appeal muy peculiar. De hecho, el sitio web Comics Alliance, lo ha declarado como uno de los 50 personajes más sexys de los cómics. Muchos han definido a Daken como un «Wolverine metrosexual».

Daken es un ejemplo de como el mundo del cómic, muchas veces denostado por la gente, ha evolucionado mucho más rápido en temáticas y situaciones reales, que otros medios masivos como la televisión o el cine. Echen un ojo al personaje de Daken y seguramente más de uno quedara fascinado por su historia, personalidad y ese innegable atractivo sexual que el personaje desprende.

Comentarios