Ejecutan pena de muerte contra asesino serial de homosexuales

Ejecutan pena de muerte contra asesino serial de homosexuales

192
Compartir

BRADFORD.- Gary Ray Bowles, de 57 años, un asesino en serie que mató a seis hombres gay en la costa este de Estados Unidos en 1994 fue ejecutado por inyección letal, este jueves en Florida.

Bowles, murió a las 22:58 hora local en la Prisión Estatal de Florida, en el norteño condado Bradford. El sentensiado admitió haber matado a seis hombres desde Florida hasta Maryland, aunque fue declarado culpable  solamente de tres muertes.

Fue apodado «El asesino de la I-95» pues sus víctimas fueron encontradas cerca de la autopista interestatal 95, ruta que se extiende por toda la costa este de Estados Unidos.

De acuerdo con testimonios de su juicio, Bowles, nació en Virginia Occidental, abandonó su hogar tras sufrir abusos cuando era niño por parte de los hombres que eran pareja de su madre y logró sobrevivir manteniendo relaciones sexuales con hombres a cambio de dinero.

Bowles operaba de manera muy similar en sus crímenes: ahogaba con diferentes objetos a sus víctimas, con las que generalmente se trasladaba a vivir a sus casas.

Durante mucho tiempo ejerció como trabajador sexual y mantuvo una relación con una novia que lo abandonó después de descubrir su ocupación.

El asesino dijo a las autoridades que responsabilizaba a los homosexuales por el fin de la relación con su pareja, según publicó el diario News Daytona Beach.

Tras cometer los crímenes, Bowles fue arrestado en Jacksonville mientras vivía con una identidad falsa. Fue declarado culpable de matar a Walter Hinton, de 47 años, y fue condenado apena de muerte. También se declaró culpable y recibió cadena perpetua por los asesinatos de John Hardy Roberts, de 59 años, y Albert Alcie Morris, de 37.

Autoridades penitenciarias dieron a conocer que en su último día, Bowles no recibió ninguna visita. Antes de su ejecución no dijo nada, pero en una declaración escrita a mano el jueves apuntó que lamentaba sus acciones.

“Lamento todo el dolor y el sufrimiento que he causado. Espero que mi muerte alivie su dolor”, escribió Bowles. “Quiero decirle a mi madre que también lamento mis acciones. Tener que lidiar con que llamen monstruo a tu hijo es terrible. Lo siento mucho. Nunca quise que esta fuera mi vida. No te despiertas un día y decides convertirse en un asesino en serie”.

Comentarios