Escándalo por cobros y presencia de Alfredo Adame en la marcha LGBT...

Escándalo por cobros y presencia de Alfredo Adame en la marcha LGBT de la CDMX

842
Compartir

Recientemente, una noticia escandalizó a la comunidad LGBT al salir a la luz el conflicto que se generó por la organización de la marcha LGBT+ en la CDMX, donde se denunciaron cobros excesivos por publicidad, acuerdos con el gobierno y presencia de personas no relacionadas con la comunidad.

La marcha LGBT de la CDMX para este 2023 tendrá como lema “Libertad, justicia, dignidad… ¡A nosotros jamás nos borrarán!”, el cual va a tono con las dos demandas principales de la marcha: la visibilidad y atención a los grupos más vulnerables de la comunidad y el reconocimiento legal y social de las identidades trans y no binarias.

El escándalo se originó por la filtración de una presentación del comité Gay Pride CDMX LGBTTTIQ+, que ofrecía espacios publicitarios para la marcha LGBT a precios muy elevados. También se detallaban algunos de los beneficios que se ofrecían a las marcas que pagaran el paquete más caro, como tener un lugar privilegiado en el desfile y en las redes sociales.

La presentación filtrada del comité Gay Pride CDMX LGBTTTIQ+ tenía el aval de la Secretaría de Gobierno de la Ciudad de México para ofrecer espacios comerciales en la marcha LGBT.

Por medio de un comunicado, el comité Gay Pride CDMX negó ser el responsable de los cobros por publicidad en la marcha LGBT y se declaró defensor de la libre expresión y el espacio público junto con otras organizaciones sociales.

Otra polémica fue el anuncio de que Alfredo Adame, quien ha tenido posturas homofóbicas con su hijo Sebastián, estaría en la marcha LGBT, junto con otros artistas que participarían, lo que desató una oleada de críticas a la organización.

Así también, las organizaciones de las marchas LGBT de Guadalajara y Puebla se desmarcaron de estas acciones y en otro comunicado el gobierno de la CDMX se opuso a la mercantilización de la marcha y el espacio público.

La Secretaría de Inclusión y Bienestar Social (SIBISO) del gobierno de la CDMX rechazó la comercialización de la marcha y el espacio público y advirtió sobre las consecuencias jurídicas y sociales de esta práctica. De igual modo, la secretaría dijo queno favorecía a ningún comité y que estaba dispuesta a dialogar con los líderes y organizadores del movimiento LGBT.

A finales del mes de marzo, la cuenta de la marcha del orgullo de la ciudad de México dijo en un comunicado que condenaba el cobro de espacios comerciales en la marcha. Sin embargo, pese a que detallaron que la marcha requiere recursos humanos y económicos para efectuarse, estos deberían ser transparentes y rendirse cuentas al respecto.

Comentarios