Facebook, va contra el discurso de odio blanco

Facebook, va contra el discurso de odio blanco

191
Compartir

Facebook anunció el miércoles que bloqueará “el elogio, el apoyo y la representación del nacionalismo y el separatismo blancos» en la plataforma, y también en Instagram, a partir de abril.

La compañía antes permitía dicho material a pesar de que desde hace mucho prohíbe a los supremacistas blancos. La red social dijo el miércoles que antes no había aplicado su prohibición a expresiones de nacionalismo blanco porque vinculaba dichas expresiones con conceptos más extensos de nacionalismo y separatismo, como el orgullo estadounidense o el separatismo vasco (que todavía están permitidos).

En respuesta a dicha noticia, Tanya O’Carroll, directora sobre cuestiones tecnológicas de Amnistía Internacional, ha declarado:

“Como la mayor red social del mundo, Facebook debe ayudar a liderar la lucha contra la propagación del discurso de odio en la web”.

“Hemos ido viendo cómo, cada vez más, los grupos que, en la web, propugnan la discriminación y la violencia e incitan a ellas pueden tener consecuencias dañinas y peligrosas en el mundo real.”

“Las empresas, junto con los gobiernos, tienen la responsabilidad de hacer que los espacios digitales sean más seguros para todo el mundo.”

Aunque Facebook anunció que llevaba tres meses trabajando en el mencionado cambio, este se da luego de recibir críticas después de un atentado en Nueva Zelanda donde un sujeto asesinó a 50 personas y transmitió la masacre en vivo por Facebook.

Se le conoce como los ataques de Christchurch, perpetrados el 15 de marzo por un supremacista blanco que disparó a las personas dentro de dos mezquitas.

¿Y el discurso de odio homófobo?

Facebook ha emprendido varias medidas para prevenir el discurso de odio racial, sin embargo, poco ha hecho para eliminar el discurso de odio hacia las personas LGBT. Grupos religiosos, pro-familia y grupos políticos, son los principales promotores de la homofobia en redes sociales con numerosos seguidores que reproducen sus mensajes y que  eventualmente ayudan a perpetuar los prejuicios sexo-genéricos.


Con información de Amnistía Internacional. 

Comentarios