Fallece Héctor Suárez, un actor cómico que puso al travestismo en TV...

Fallece Héctor Suárez, un actor cómico que puso al travestismo en TV nacional

314
Compartir

 

Hoy, martes 6 de junio  Héctor Suárez Hernández ha fallecido a los 81 años, así lo dio a conocer su hijo Héctor Suárez Gomís.

Para hablar de la carrera histriónica de Héctor Suárez, en la TV el Cine y el Teatro, se debe hacer una precisión que puede parecer innecesaria, pero la verdad  es que ejemplifica al complejo sistema de símbolos transfóbicos de la sociedad, impuesto por el heteropatriarcado machista opresor. Ahí les va.

Si un hombre heterosexual se traviste, regularmente es como una forma de entretenimiento con público, causa gracia y hasta aplausos. Pero si un hombre gay se traviste o una mujer trans decide tomar su verdadera identidad, es un acto que provoca rechazo, vergüenza, insultos. Sin contar las veces en que esto ha terminado con la vida de alguien.

Sin embargo, pese a la representación caricaturizada, esterotípica y hasta ridícula en que se han dado estas intervenciones en la televisión nacional, han contribuido en una manera que merece estudiarse por separado, ya que al mismo tiempo se ha dado un visibilización constante en los medios masivos que al mismo tiempo ha ratificado la existencia de la población LGBT, irónicamente también ha contribuido enormemente a perpetuar prejuicios y sólo hasta recientes años ha comenzado un proceso de apertura a la diversidad sexual, aceptable más ineficiente pues sigue siendo escaparate para el discurso de odio en múltiples formatos al igual que de personajes homófobos.

Dicho lo anterior, se puede decir que dos de los papeles emblemáticos representados por Héctor Suárez se han dado en el contexto de la explicación previa. Doña Soila, una mujer cisgénero de edad madura con problemas de manejo de la ira.

Una característica de los personajes de Héctor Suárez fue la crítica social, un ejemplo de esto es la puesta en escena  «La Señora Presidenta», donde nuevamente interpretó un rol femenino.

Aunque otros de sus personajes como «El Flánagan», «El No Hay» o «Justo Verdad» fueron conocidos a través de sus programas «Qué Nos Pasa» y «La Cosa», con «Doña Soyla» pudo encarnar gracias al travestismo, una crítica cómica a las madres controladoras, que más allá satirizar, reflejaba una realidad por muchos conocida.

 

Comentarios