Sobrevive a intento de asesinato y autoridad de Jalisco libera al agresor:...

Sobrevive a intento de asesinato y autoridad de Jalisco libera al agresor: Su novio

2703
Compartir
jonathan castellanos

GUADALAJARA.- Jonathan Castellanos, de 31 años, fue víctima de un acto de violencia doméstica de su pareja, Bogar Vega, de 24 años, quien está en libertad, pese a que fue detenido por la Policía, en el acto.

En entrevista para U!M, Jonathan narró más detalles del testimonio que compartió en redes sociales, donde dio cuenta del horror que vivió en su propia casa, tras lo cual los médicos le dieron por muerto, sin embargo logró sobrevivir para contar su historia.

De acuerdo con Jonathan, quien es supervisor en una empresa de mensajería, la tarde del pasado 13 de septiembre, terminó en el intento de asesinato por parte de Bogar, dedicado al Diseño Industrial, con quien llevaba dos años y medio de relación.

Bogar Vega
Bogar Vega

Víctima de violencia en su propio hogar

Todo empezó tras ingerir alcohol y hacer mención a una presunta infidelidad de Bogar. «Mi pregunta provocó su furia, me gritó que solo quería sacarle información y se levantó de la cama directo a golpearme en el rostro, comenzó a darme puñetazos y terminé en el suelo», explicó Jonathan.

Lo peor para Jonathan, vino al comenzar a defenderse y tratar de escapar. «Bogar me siguió hasta la cocina y estando justo frente a mi tomó un cuchillo del fregador y me lo clavó en el abdomen una y después otra vez, yo traté de resguardarme en el patio y trabé la puerta por fuera para que no pudiera alcanzarme, me acerqué a la ventana para pedirle que me ayudara y sacó el cuchillo de nuevo y me lo clavó en la cara justo debajo del ojo derecho, yo me logré quitar y desde fuera en el patio corrí la ventana para cerrarla y mantenerme seguro, le pedí que por favor me dejara salir a pedir ayuda por que no me quería morir y el me respondió ‘No, aquí nos vamos a morir los dos’. Entré en pánico por que no paraba de sangrar y comencé a gritar a los vecinos por ayuda, gritaba que me estaban matando que por favor me ayudaran, grité una y otra vez y otra vez y creí que nadie escuchaba».

Fue entonces que Jonathan pensó lo peor. «Pasó por mi mente que, o moriría desangrado en el patio o moriría tratando de salir así que me arme de valor y destrabé la puerta del patio y obviamente él trató de salir, recorrió la puerta corrediza y sacó la mano con la que aún sostenía el cuchillo y vi la oportunidad, le prensé la muñeca con la puerta y con mi mano izquierda empuñé la navaja para tratar de desarmarlo, ese acto prácticamente me partió la mano en tres secciones pero no solté la navaja ni por un segundo, Bogar comenzó a forcejear conmigo para tratar de apuñalarme de nuevo, y yo trataba de alejar el cuchillo de mi, chocamos contra el refrigerador, luego contra la lavadora, tiramos una repisa con electrodomésticos y caímos sobre el cesto de la ropa sucia y luego al piso, le pedía que por favor me dejara salir a pedir ayuda, que me abriera la puerta y yo me iba, que yo solo quería vivir y me decía que no, que no iba a salir, me clavó el cuchillo en la parte izquierda de la cara y me abrió una herida larga, con mi mano logré sacar el cuchillo de mi cara y él siguió tratando de hundirlo, la herida bajó hasta el la garganta de forma superficial gracias a que no solté la navaja, me clavó el cuchillo en el tórax y la fuerza del golpe me rompió las costillas».

Fue en ese momento, que la Policía Municipal llegó al lugar, pues fueron avisados por una vecina que escuchó el llamado de auxilio de Jonathan, quien fue trasladado de emergencia a la clínica 46 del IMSS donde fue llevado a cirugía pues las heridas le habían perforado el estómago y el intestino.

La gravedad de las lesiones de Jonathan, hicieron que los doctores le dieran por muerto, sin embargo, para su sorpresa, se despertó y logró la recuperación.

La pesadilla no ha terminado

Lamentablemente, la pesadilla de Jonathan Castellanos, no terminó ahí, pues la Fiscalía de Jalisco, aseguró su casa, presuntamente de forma ilegal, impidiéndole recuperar sus pertenencias (Incluida una motocicleta) y negándole acceso a la carpeta de investigación. Peor aún, dicha autoridad, dejó en libertad a Bogar, únicamente 15 días después.

Pero la ineficacia de la autoridad aún no tocaba fondo, pues no obstante liberar al agresor, una funcionaria auxiliar de la Fiscalía de Jalisco, pidió a Jonathan que él indagara por su cuenta el paradero de Bogar.

Es por tal motivo que Jonathan decidió ventilar el caso, pues ha dicho que no quiere que nadie más pase por esto, como víctima de la propia justicia, de la violencia de una pareja o del propio Bogar, quien según su información, se ha refugiado con sus padres, sigue presente en las redes sociales de ligue gay y hasta ha invitado a salir a amigos de Jonathan.

Comentarios