Compartir

TORONTO.- Justin Trudeau, el Primer Ministro de Canadá comienza a desplazar a Barack Obama como el político más «en onda» del momento. No es que Obama se haya convertido al lado oscuro de la fuerza, sino que Justin es un flamante mandatario y aún más progresista, que su contraparte gringa.

Es guapo, carismático, de ojos soñadores, cabellera abundante y hasta un tatuaje. Boxea, es feminista, practica yoga y está a favor de la legalización de la marihuana. Es difícil no babear por él. Trudeau se ha convertido en el político más atractivo del mundo este 2016.

Prime Minister Justin Trudeau waves a flag as he takes part in the annual Pride Parade in Toronto on Sunday, July 3, 2016. THE CANADIAN PRESS/Mark Blinch
THE CANADIAN PRESS/Mark Blinch

No lleva ni un año al frente del gobierno canadiense y  ya ha hecho historia, convirtiéndose este fin de semana en el primer mandatario en activo del país en desfilar en la marcha del Día del Orgullo Gay de Toronto. Su defensa del colectivo LGTB va en la línea del resto de su política: defender lo que cree justo y abogar por las minorías, especialmente las más desprotegidas, como es el caso de los refugiados sirios.

En noviembre del año pasado Trudeau se comprometió a acoger a unos 25 mil expatriados y en abril ya había superado la cifra, incluso fue a los aeropuertos para saludarlos personalmente y entregarles abrigos.

Los gestos públicos del primer ministro, desde que inició su mandato hace menos de un año -en octubre de 2015- se han caracterizado por su apoyo a las causas sociales, como es el caso de las mujeres indígenas desaparecidas, y la lucha contra el cambio climático.

Además es también ha actuado La serie se llamaba «The Great War» como el general Talbot Papineau, héroe canadiense en la I Guerra Mundial.

Por si todo lo anterior fuera poco, el 31 de agosto, Marvel sacará el quinto número Civil War II, en cuya portada aparece Justin Trudeau en la esquina de un ring de boxeo. En el cómic, el primer ministro canadiense es el guía espiritual que resuelve los conflictos éticos del resto de personajes.

Comentarios