La primera niña trans en México, es reconocida a los 6 años

La primera niña trans en México, es reconocida a los 6 años

842
Compartir

CIUDAD DE MÉXICO.-   Tiene seis años y es la primera menor de edad en cambiar de nombre y género en su acta de nacimiento por la vía administrativa, sin tener que pasar por un juzgado que acredite su identidad trans.

Sophía, manifestó disforia de género desde edad más temprana mostrando siempre preferencia por ser y actuar como una niña.

A los cuatro años, recuerda su madre, Sophía se enfrentó al bullying, relata su mamá en una entrevista concedida a EFE.

“El niño andaba muy mal” en clase y se discutía a menudo. Además, contó que haría una fiesta y se disfrazaría de Frozen, lo que causó burlas de muchos niños.

Su comportamiento no fue aprobado por las maestras y éstas planearon con autorización de la familia que la niña tenía que pasar tiempo con su padre y hacer cosas “de varones”, como jugar al balón o ayudar en reparaciones caseras, pero a los cinco años, le dijo llorando a su mamá «Yo no quiero ser niño, quiero ser niña».

Tras investigar sobre lo que le pasaba a uno de sus hijos, la madre contactó al colectivo Ser Gay, de defensa de los derechos LGBTI, y en la primera asesoría les comentaron: “Ustedes no tienen dos hijos. Sino una hija y un hijo”.

La familia comenzó a apoyar a Sophía y por fin empezó a vivir como la niña que deseaba ser, pero únicamente en casa.

En la escuela se opusieron, pese a un dictamen favorable de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), luego se  acordó, con la escuela, cambiarla de colegio en el tercer año de preescolar, donde empezó su nueva vida como Sophía.

Apoyada por la organización Litigio Estratégico en Derechos Sexuales y Reproductivos (Ledeser) y Ser Gay, Sophía inició sus trámites para cambiar de género y nombre en su acta de nacimiento, a través del Registro Civil de la Ciudad de México, en julio y ya ha hecho historia, pues aunque ya se han dado estos casos, se trata del primero donde sólo la intervención de un experto, allanó el camino para el cambio de los documentos, que aunque no son de importancia para Sophia por ahora, le harán más fácil su vida, al reconocer desde ahora su identidad de género.


Con información de EFE.

Comentarios