La solución a la contaminación no es reciclar, es reducir el uso...

La solución a la contaminación no es reciclar, es reducir el uso de plástico

195
Compartir

Con un objetivo en común: proponer soluciones a la contaminación de plástico,  más de 30 organizaciones ambientales de 18 estados de la República se han sumado en un movimiento sin precedente en la Alianza México Sin Plástico -con el respaldo del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente en México y la organización ambientalista Greenpeace- la cual  busca promover soluciones reales a la epidemia del plástico. Sus principales objetivos serán analizar y dar a conocer los efectos que causa el plástico en la salud, educar en torno al cambio de hábitos para sustituir el uso excesivo de plásticos desechables, alertar sobre las falsas soluciones propuestas por algunos sectores de la industria e impulsar el concepto de Responsabilidad extendida del productor.

El plástico es el residuo sólido que más incremento ha registrado al pasar de 1.38 millones de toneladas en 2001 a 4.58 millones en 2012, es decir, creció, 232.4 por ciento. Sin embargo el acopio y reciclaje de este material en el país es mínimo debido a la falta de infraestructura, regulación y envases plásticos susceptibles de ser reciclados. Como resultado vivimos una grave crisis de la contaminación plástica.

“Como sociedades -modernas- hemos adoptado patrones de consumo que en la actualidad tienen gran impacto en nuestra salud, la economía y el medio ambiente; tal es el caso de los llamados “plásticos desechables” que están presentes en nuestra vida diaria desde hace más de tres décadas. La contaminación por plásticos desechables es ahora un tema emergente y prioritario en la agenda global ya que no solo afecta la vida presente en los mares y océanos; sino también en la salud humana al incorporarse en nuestra cadena alimenticia y en el agua que bebemos. Cada año llegan a los océanos 13 millones de toneladas de basura, lo que está provocando la muerte de más de 100,000 animales marinos cada año; si seguimos con esta tendencia en el 2050 tendremos más basura plástica que peces en los océanos, reduciendo aún más la posibilidad de la permanencia de los seres humanos en el Planeta”,  señaló Dolores Barrientos, Representante en México de ONU Medio Ambiente.

En ese sentido, el trabajo de la Alianza  representa un esfuerzo sin precedentes de la sociedad civil que destinado a reorientar los patrones de producción y consumo hacia modelos circulares, más sustentables y eco-eficientes , indicó Juan Carlos Carrillo del CEMDA, miembro de la Alianza México Sin Plástico.

Ante la dimensión del problema, la Alianza reafirma que se necesita una transformación profunda en el modelo de consumo actual de nuestra sociedad, que está basado en la comodidad de usar y tirar y que provoca una sobreproducción y consumo excesivo e innecesario de plásticos de un solo uso. Es vital promover un cambio cultural en el que,  por un lado exijamos a los grandes productores de plástico que reduzcan su uso desde el origen, y por otro sensibilicemos a la población sobre la importancia de reducir su consumo de plásticos de un solo uso  ya que reciclar no es suficiente.

De acuerdo con el reporte Reciclar, la falacia de la industria en la lucha contra la contaminación plástica. Estado del reciclaje en México, presentado por la alianza México sin plástico y Greennpeace, solo 22 estados de la República cuentan con leyes para la gestión y prevención de residuos sólidos.  De acuerdo al INEGI en el 2016,  de los 2 mil 458 municipios y alcaldías del país, solo 77, es decir  3.13 por ciento, contaban con  centros de acopio registrados (1,060 centros), mismos que captaron solo el 0.03 % de las 40 millones de toneladas de residuos sólidos valorizables (plásticos, metales, vidrio, papel etc.). La capacidad de reciclaje del país es de apenas el 6.07% siendo en su mayor parte mediante la informalidad y concentrada en su mayoría en la Ciudad de México.

Estos números ponen en evidencia dos hechos indudables: un aumento indiscriminado en la producción, consumo y desecho de envases plásticos y la insuficiente capacidad para reciclarlos. Si a eso sumamos que la industria, a pesar de tener un discurso de compromiso con elevar las tasas de reciclabilidad de sus envases, crea envases cada vez más complejos, tecnológicamente imposibles de reciclar, tenemos que el reciclaje es inviable como única solución a la crisis de contaminación plástica.

“La industria del plástico ha depositado en el reciclaje su esperanza de solucionar el problema de la contaminación por plásticos. A través del discurso sobre la Economía Circular ha pretendido hacer parecer que ésta es sinónimo de reciclaje y que será la principal solución al problema. Este informe demuestra que todavía faltan muchos años, inversión económica y desarrollo tecnológico para alcanzar la quimera que propone la industria del plástico a través del reciclaje como solución al problema de la contaminación plástica. Las empresas siguen poniendo a la venta sus productos en envases que jamás serán reciclados, siquiera cuando su etiqueta diga que es reciclable. Es necesario recalcar que economía circular no es sinónimo de reciclaje, ”, advirtió Miguel Rivas, coordinador de la campaña de Océanos Sin Plástico de Greenpeace México.

“En México, los porcentajes de reciclaje para la mayoría de los residuos es muy baja, la capacidad de reciclaje es casi nula en muchos estados de la República Mexicana y muchos envases ni siquiera pueden ser tecnológicamente reciclados; pero así siguen saliendo al mercado, es urgente fortalecer el reciclaje, es indispensable fortalecer los mercados, regular la informalidad, apoyar a la industria y crear nuevos mercados para residuos que no son reciclados; pero esta labor no puede ser la única solución, se necesita más, los números no mienten, reciclar ya no es suficiente. El problema de la contaminación plástica no se resuelve solo reciclando más, es necesario transitar a una economía circular, donde los envases, embalajes, envolturas y empaques tengan un mercado de reciclaje y eliminar los productos innecesarios” señaló Edgar Lugo Chávez, principal autor del informe y miembro de la Alianza México sin Plásticos.

Reciclar, la falacia de la industria en la lucha contra la contaminación plástica. Estado del reciclaje en México, parte de una investigación de datos oficiales existentes sobre el reciclaje en México que fueron compilados, analizados, interrelacionados y explicados en el contexto de la gestión de los residuos, intentando ofrecer al lector un estado del reciclaje del país  para mostrar, con números, por qué no es la panacea –como pretende hacer creer la industria, ante la grave contaminación por plástico que existe en el país y en el mundo.

Finalmente, la Alianza hizo un llamado a las personas para que su sumen a la petición “Por un México sin plásticos” en la que exigimos a los legisladores que tomen en consideración la iniciativa presentada por la Alianza México Sin Plásticos, elaborada por organizaciones de la sociedad civil y ambientalistas, para asegurar una ley que garantice un país libre de contaminación por este residuo.

La petición se puede firmar aquí: https://www.usatupoder.org/petitions/usa-tu-poder-por-un-mexico-sin-plasticos-1


 

Fuente: GreenPeace México

Comentarios