¿Qué le depara a la Comunidad LGBT con Donald Trump?

¿Qué le depara a la Comunidad LGBT con Donald Trump?

2718
Compartir

WASHINGTON D.C..- No sólo en Estados Unidos la preocupación por a elección de Donald Trump como presidente crece en la Comunidad Latina o Afroaméricana, la incertidumbre invade también a la Comunidad LGBT, pues el presidente electo de EU, ha mantenido posturas  no favorables a los derechos de personas lesbianas y homosexuales.

Al principio Donald Trump asumió posturas moderadas  respecto a la población LGBT, sin embargo al término de la campaña, se expresaba con argumentos de corte evangélico.

Por otro lado, la plataforma del Partido Republicano, que ha nominado a Donald Trump,  fue aprobada a principios de este año y  contenía algunas de las disposiciones más anti-LGBT en décadas , atacando a la adopción por parte de parejas del mismo sexo y se opone además a la prohibición de las terapias de conversión.

Así tamibién los legisladores de este partido han elaborado proyectos de ley que permitirán las excepciones  por «libertad religiosa» de leyes contra la discriminación, los cuales Trump ha dicho que firmaría.

Mike Pence, quien será vicepresidente,  ha  confirmado un plan para desmantelar la protección de Barack Obama para las personas LGBT, como parte de una revisión «inmediata» de las órdenes ejecutivas emitidas por el presidente Obama.

En un discurso en un evento con líderes católicos, Trump confirmó que no vetaría la ley  que prohíbe al gobierno tomar cualquier «acción contra una persona que actúe de acuerdo con su creencia religiosa o convicción moral de que el matrimonio es o debe ser reconocida como la unión de un hombre y una mujer «.

 

captura_de_pantalla_110916_040400_am
Mike Pence, ex gobernador de Indiana y promotor de leyes anti-gay y anti-aborto, será el vicepresidente de Estados Unidos.

Mike Pence confirmó esta intención, comprometiéndose a apelar las disposiciones de Barack Obama sobre los derechos LGBT por lo que el tema de los baños transgénero puede ser resuelto en el ámbito local y Trump ha afirmado su apoyo a tales leyes en varios estados de la Unión Americana.

Del mismo modo, la victoria republicana confirma que el respaldo demócrata  a un proyecto de ley que enmendaría la Ley de Derechos Civiles de 1964 para prohibir finalmente la discriminación basada en la identidad de género y orientación sexual a nivel federal, está ahora en la congeladora.

Por otro lado, el plan de Donald Trump para el Tribunal Supremo de los Estados Unidos también plantea cuestiones de un impacto sobre los derechos LGBT.

Como presidente, será responsable de llenar dos o tres asientos en la Corte, donde la mayoría de las batallas por los derechos LGBT se han decidido por una estrecha mayoría de 5-4.

captura_de_pantalla_110916_035910_am
Antonin Scalia, fallecido en febrero de este año.

Durante los debates presidenciales, Trump confirmó que nombraría jueces como Antonin Scalia, férreo opositor a la homosexualidad, quien consideró que el Matrimonio Igualitario era una amenaza a la democracia estadounidense.

Finalmente, su equipo no ha lanzado un plan de política en materia de derechos LGBT, mucho menos alguna política pública destinada a prevenir el VIH.

 

Donald Trump asumirá el cargo de Presidente de los Estados Unidos en enero y se convertirá así en el hombre más poderoso el mundo.


Con información de PinkNews

Comentarios