¿Qué es el ‘chemsex’ y por qué representa un riesgo para la...

¿Qué es el ‘chemsex’ y por qué representa un riesgo para la salud?

1088
Compartir

Imaginen la siguiente escena: un fin de semana cualquiera, alguien con un perfil en Grindr desea organizar una orgía en su apartamento. ¿El plan? 48 horas de sexo salvaje y drogas sin parar, ni siquiera para comer o dormir.

A esta propuesta responden, al menos, 10 hombres. Todos ellos ajenos entre sí y con un fin en específico: disfrutar desmesuradamente de la carne masculina y consumir estupefacientes sintéticos.

Esta práctica, la de consumir drogas sintéticas para aguantar horas y horas de sexo, es conocida como chemsex.

El cristal es una de las drogas más usadas y, además, de las más peligrosas.

El hecho de consumir drogas y tener relaciones sexuales es algo común entre el colectivo gay, sin embargo, estamos hablando que la mayoría de las drogas que se utilizan para aguantar estas orgías, son sintéticas.

¿Cómo cuales? Destacan la mefedrona, metanfetamina (en su forma de cristal) y GHB (hidroxibutirato), que son utilizadas para aguantar largas sesiones de sexo que pueden durar hasta días.

En España, esto ya representa un problema de salud pública casi exclusivo de la comunidad gay: al ingerirse estas drogas, aumentan las conductas de riesgo para contraer cualquier enfermedad de transmisión sexual.

Por esto mismo, los expertos en salud temen que haya un repunte de VIH en Europa debido a esta práctica.

El uso del condón es imperativo para evitar contraer cualquier ETS.

¿Quiénes son más propensos a practicar el chemsex?

  • Amantes de la fiesta intensa.
  • Hombres de entre 20 y 45 años de edad.
  • Consumidores de drogas sintéticas.
  • Ven a las ETS como una realidad lejana, «eso no podría pasarme nunca».

Y peor aún: para quienes quieren que la emoción sea todavía más intensa, recurren al slaming, y consiste en inyectarse la mefedrona para que el efecto sea más rápido de conseguir (el intercambio de jeringas facilita la propagación de ITS).

Aunque no condenamos ninguna práctica sexual, debemos señalar que el chemsex representa un riesgo para la salud: el uso desmedido de drogas inhibe la consciencia, y estas pueden hacer que se tomen decisiones precipitadas con tal de satisfacer el deseo sexual intensificado por una droga.

Sin embargo y ante todo, sugerimos el uso del condón.

____________________________________________________

Con información de elpais.com

Comentarios