San Poliecto y San Nearco: Mártires del cristianismo, unidos ante Dios

San Poliecto y San Nearco: Mártires del cristianismo, unidos ante Dios

145
Compartir

San Poliecto (O Polieucto o Polyeuktos) y San Nearco (O Nearchus o Neraco), fueron soldados romanos de origen griego y posteriormente mártires del cristianismo temprano en Armenia. que se unieron como «hermanos de afecto» ante Dios, en un rito cristiano ya desaparecido, al cual se conoció como «adelphopoiia«o adelfopoiesis.

Debido a la época en que transcurrió su vida, específicamente en el Siglo III, mucha de su información se perdió. Pero se sabe que Poliecto fue decapitado en el 259.

Al respecto del martirio de Poliecto, una biografía armenia del siglo IV, señala que ambos eran «hermanos, no por nacimiento, sino por afecto» y disfrutaban de «la relación más cercana posible, siendo ambos camaradas y compañeros», aunque, de acuerdo con algunas fuentes, Poliecto, tenía esposa e hijos.

Dicha relación entre ambos santos, propicia que sean asociados en la actualidad con las parejas del mismo sexo. Aunado a que se tiene información sobre su invocación como tales en las ceremonias de «adelphopoiia» o adelfopoiesis, que eran escencialmente la unión de personas del mismo sexo, principalmente hombres, señalados en escritos  bizantinos como “hermanos espirituales”.

La historia cuenta que en Melitene, ciudad de Armenia, Poliecto, siendo soldado, desobeedeció un decreto del emperador Decio que obligaba a sacrificios a los dioses. En cambio rompió sus efigies, por lo cual fue cruelmente martirizado y finalmente fue decapitado o degollado.

Por otro lado, Nearco era cristiano, por lo que queda tácito en los hechos que Poliecto se hubo de convertir al cristianismo para poderse unir a Nearco.

Tras el decreto del emperador Decio y por presiones de Félix, funcionario romano y suegro de Poliecto, Sabiendo Nearco que si Poliecto era descubierto sería decapitado, se entristeció por la posibilidad de no hallarle en la otra vida. Ante esto, de acuerdo con las crónicas disponibles, se dice que Poliecto pronuncipo estas palabras: “Aún cuando la muerte nos separase, nadie sería capaz de disminuir la devoción y el amor que tenemos el uno por el otro.” Y le confesó que también él creía en Cristo, Quien Se le había aparecido en visión.

Una crónica del siglo X recoge la tradición según la cual “cada uno de ellos creía vivir y respirar por entero en el cuerpo del otro”).

San Poliecto tenía una iglesia enorme, inspirada en el Templo de Salomón, construida en su nombre en el siglo VI en Constantinopla.

Su festividad se conmemora, el 13 de febrero en el calendario Cristiano Católico, pero para la Iglesia Ortodoxa a Poliecto se le recuerda el 9 de enero o el 7 de enero en algunos calendarios armenios.

Comentarios
Compartir
Artículo anteriorAdelfopoiesis: Uniones entre personas del mismo sexo en las iglesias cristianas de la Edad Media
Artículo siguienteSalvador Novo: Un transgresor del género en el siglo XX
mm
Un día, que no tenía mucho qué hacer, inventé Ulisex!Mgzn y el resto es historia. Hoy, 13 años después, debo gran parte del desarrollo de nuestra publicación, a mi familia y amigos, quienes conocen mi pasión por el periodismo. Soy comunicólogo y máster en análisis político y de medios de información. Me desempeño profesionalmente, entre el diseño gráfico, el periodismo y el análisis de contenido. Mi propósito, es contribuir a la oferta informativa con perspectiva de género en México, para incidir en un cambio a favor de la inclusión y la igualdad, a través de mi trabajo como editor de Ulisex!Mgzn. Mi Orgullo creativo es ser, autor y productor, de tres obras musicales drag: "Locura de Amor", "Primavera Drag" y "Soy la Draga Más Fea". También, director del proyecto de Arte y Cultura LGBT, Demolición del Género. Permanezco atento a la nuevas ideas y a conocer la opinión e intereses de la personas.