Tampico inaugura estatua de Mauricio Garcés, ícono del Cine y gay de...

Tampico inaugura estatua de Mauricio Garcés, ícono del Cine y gay de clóset

1685
Compartir

TAMPICO.- El alcalde del Puerto de Tampico, Tamaulipas, Jesús Náder Nasrallah, inaugurará la estatua de Mauricio Garcés, este miércoles 9 de julio en la Plaza de Armas, frente a Palacio Municipal, en punto de las 19 horas.

Como ícono del Cine Mexicano, Mauricio Garcés es reconocido tanto por los personajes inolvidables que creó, como las expresiones con las que dio vida a éstos, tanto para la pantalla grande como para la  televisión.

Mauricio Garcés representaba el prototipo del galán o «Don Juan» que enamoraba a las mujeres y es el epítome del machismo mexicano, representado a través de varios filmes, tales como, «La Muerte Enamorada», «Don Juan 67», «El Criado Mal Criado», «Modisto de Señoras» y «Fray Don Juan entre otros».

Mauricio Garcés también es recordado por sus expresiones clásicas como: «Arrroz», «Las traigo muertas y «Debe ser horrible tenerme y después perderme».

Sin embargo, algo muy poco conocido, es la doble vida que el actor de ascendencia libanesa, nacido en Tampico, llevaba fuera de las pantallas.

Mauricio Garcés y Silvia Pinal.

Ya que públicamente se le relacionó de manera sentimental con Silvia Pinal, pero en privado él tenía una relación de pareja, con otro galán  del Cine Mexicano, Enrique Rambal, quien murió en su cama por un ataque al corazón en 1971.

Resultado de imagen para enrique rambal
Enrique Rambal, es conocido por su personificación de Jesucristo en la película «El Mártir del Calvario».

El Obituario LGBTTTI Mexicano de Archivos y Memorias Diversas, da cuenta de la faceta de play boy y sex symbol de Mauricio Garcés, así como la otra cara de la moneda, un gay dentro del clóset, puesto ahí por una sociedad machista y una industria cinematográfica que jamás le hubiera aceptado. Permaneció soltero a lo largo de toda su vida.

Para Xabier Lizárraga, activista LGBT y Profesor investigador en Instituto Nacional de Antropología e Historia, Mauricio Garcés, era «un joto de siete suelas», quien lo pretendió sin éxito, durante su adolescencia.

Mauricio Garcés, murió de enfisema pulmonar en el Distrito Federal, hoy, Ciudad de México, el 27 de febrero de 1989.

 

 

Comentarios