Hasta 21 años de cárcel, para líder de grupo que humillaba a...

Hasta 21 años de cárcel, para líder de grupo que humillaba a hombres gays

697
Compartir
Mykola, de nacionalidad ucraniana, es el presunto líder del 'Proyecto pilla-pilla', cuyo fin era acosar y humillar a hombres homosexuales en público y en redes sociales.

BARCELONA.- Mykola, un hombre ucraniano que se dedicaba a ser la cabecilla de un grupo que acosaba y vejaba homosexuales en España, podría pasar hasta 21 años en prisión. Así lo dictó el fiscal de delitos de odio y discriminación Miguel Ángel Aguilar, quien además pidió condenas de 15, 6 y 2 años para los otros implicados en este grupo de odio.

El «Proyecto pilla-pilla» nació en noviembre del 2013, y era una imitación de un grupo ruso neonazi llamado Occupay Pedofilya, cuyo principal objetivo era el de identificar y exponer a homosexuales bajo la excusa de que estos eran pederastas.

Mykola logró reunir a varios integrantes, actuó al menos contra tres víctimas, a las que, mediante un engaño previo, humillaron con un interrogatorio vejatorio, que grabaron en vídeo y difundieron por las redes sociales.

En concreto, los miembros de este grupo se hicieron pasar por un menor de edad y entablaron conversación en chats de contactos íntimos con tres homosexuales, con los que concertaron una cita. El día de la cita, cuando aparecía la víctima, un grupo de entre 10 y 20 personas, entre ellos los siete identificados, abordaban a la víctima aprovechando la «notable desproporción de su fuerza numérica», la rodeaban para que no huyera, la retenían y la filmaban mientras la interrogaban.

Según el fiscal, los acusados actuaron con el objetivo de «atemorizar, humillar y represaliar» a los homosexuales. Los acusados obligaban a las víctimas a responder a preguntas sobre su condición sexual y familiar, dar su nombre completo y su identificación oficial, proclamar públicamente su homosexualidad y reconocer (bajo coacción) que eran unos «pederastas abusadores de niños». Posteriormente, editaban las imágenes y las colgaban en las redes sociales.

Por todo ello, el fiscal acusa al creador del grupo y a su principal colaborador (que era quien llevaba el peso de los interrogatorios), de tres delitos contra la integridad moral y tres contra la intimidad, por los que les pide en total 21 años de cárcel. A los otros cuatro acusados, el fiscal les pide condenas de seis años de prisión (a dos de ellos) y dos años (a los otros dos), así como que indemnicen conjuntamente a cada una de las tres víctimas con 31.000 euros.

____________________________________________________

Con información de elpais.com

Comentarios