25 años de la Escuela Adolfo Prieto: Un espacio para el Arte...

25 años de la Escuela Adolfo Prieto: Un espacio para el Arte y la Diversidad

355
Compartir

Aunque ha estado en riesgo de ser convertida en aburridas oficinas burocráticas, actualmente es un espacio abierto a todas las expresiones del Arte.

Un edificio histórico, originalmente construido como escuela para los hijos de los obreros de la Fundidora de Fierro y Acero de Monterrey, es actualmente uno de los espacios de educación artística más importantes del norte de México: La Escuela Adolfo Prieto (EAP).

Este espacio público administrado por el Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León (Conarte), ha dado cabida a incontables disciplinas y expresiones artísticas, desde la Ópera hasta el Arte Drag, pasando por la danza y Arte circense.

En Monterrey, una de las ciudades más caras y donde más se discrimina en todo México, la EAP, no sólo es útil, es esencial y considerando a los gobiernos que cada vez apoyan menos a la Cultura, que la EAP ofrezca todos sus eventos de forma gratuita y algunos de sus talleres y cursos sin costo, la hacen vital.

En ambos sentidos, la EAP ha sido escenario de numerosas actividades  y proyectos artístico-culturales que han sido elementos para el cambio en la Ciudad. Uno de tales proyectos, es Demolición del Género.

Franka Polari cerrando la presentación del Taller de Voguing en Demolición del Género en 2016 (Foto Archivo U!M por Kike Acosta)

Creado para reunir a artistas y obras cuyo discurso ayude a derribar prejuicios sexo-genéricos, Demolición del Género, refirmó desde su primera edición en la EAP en 2016, que el Arte y la Comunidad LGBT tienen un vínculo muy estrecho.

Demolición del Género en su segunda edición durante la presentación de la Antología de la Demolición del Género Vol. 2 (Foto: Jordan Calderón).

Es con el Arte que se puede expresar lo que los prejuicios han vuelto indecible y es por ello que la Comunidad LGBT lo ha manifestado en todas las disciplinas posibles a través de las épocas. Vale entonces decir que en nuestro tiempo y nuestra ciudad, un lugar donde lo anterior se ha materializado es en la Escuela Adolfo Prieto, un recinto cuyo valor social y cultural radica en su apertura a la diversidad, que se espera dure al menos otros 25 años.

Comentarios