Acusan a Iglesia de golpear a integrantes gay y cobrarles por deshonrar...

Acusan a Iglesia de golpear a integrantes gay y cobrarles por deshonrar su religión

602
Compartir
Dumisani Ngcobo

CIUDAD DEL CABO.-  Una iglesia ha sido acusada de golpear a hombres homosexuales y luego forzarlos a pagar una tarifa por «daños y perjuicios» por avergonzar a la iglesia con su sexualidad.

Los hechos fueron denunciados en Sudáfrica por algunos miembros de la iglesia de Shembe Nazareth quienes afirman que fueron severamente golpeados después de revelar su orientación sexual.

Un miembro de esta iglesia, Dumisani Ngcobo, dijo a medios locales que él es uno de los 50 hombres que presuntamente fueron atacados dentro de la iglesia, obligados a pagar por avergonzar supuestamente a la iglesia y luego expulsados.

Ngcobo afirma que un predicador dentro de su iglesia lo golpeó después de que accidentalmente tocó a otro hombre mientras buscaba su teléfono.

Estaba en un retiro de la iglesia a la montaña Ekhenana y estaba durmiendo en una tienda con otros hombres de la misma iglesia cuando extravió su teléfono.

«Estaba durmiendo junto a mí. Mientras buscaba mi teléfono, lo toqué. No tenía malas intenciones, pero no pude encontrar el teléfono. Accidentalmente lo toqué y él asumió que estaba tratando de abusar.», explicó.

Ngcobo afirma que después del incidente fue llamado ante el ministro y los ancianos de la iglesia para responder a la acusación de que es homosexual.

 «El predicador me había advertido que si no me declaraba culpable, me mataría. Admití que lo toqué. Estaba salvando mi vida. Dije que lo toqué intencionalmente «.

«Después de eso me llamaron a una habitación. El predicador me dijo que me quitara la túnica de mi iglesia. Me acosté sobre una estera de paja. Tomó un gran palo y comenzó a golpearme».

«Me golpearon desde la cabeza hasta las piernas. Siguió hasta que estuve indefenso  y sangraba de los pies a la cabeza. Me dijo que me fuera y que nunca regresara».

La iglesia ha negado las afirmaciones presentadas por Ngcobo, con un portavoz que dijo que sería «inaceptable» que alguien sea golpeado en la iglesia por su sexualidad.

Sin embargo, admitieron que cobran una tarifa a los miembros si se cree que han llevado vergüenza a su congregación.


Con información de PinkNews. 

Comentarios