‘Joto’, ‘marimacho’, ‘vestida’ y otras palabras comunes en la Comunidad LGBT

‘Joto’, ‘marimacho’, ‘vestida’ y otras palabras comunes en la Comunidad LGBT

247
Compartir

Aunque su intención al utilizarlas no sea negativa en algunos casos, todas estas palabras suenan duras, ofensivas y crueles.

Lo paradójico es que muchos de estos términos suelen ser empleados por el mismo colectivo LGBT+.

Y es que dentro del argot LGBT+, algunos de estos términos coloquiales, sin son utilizados por otro miembro de la comunidad, no son mal vistos y hasta son aplaudidos (el mismo curioso fenómeno de la comunidad afroamericana, dentro de la cual «negro» es una forma habitual de referirse a otros integrantes de la comunidad). 

Nos referimos a las formas coloquiales más comunes para referirse a las personas LGBT+ en México y algunas partes de habla Hispana.

CHOTO / CHOTÓN

Esta palabra es una forma de llamar al pene de los mamíferos. La palabra es una variante del latín suctare (chupar o mamar). De aquí puede partir su su origen preyorativo para referirse al hombre homosexual (chotón sería algo así como “chupador del miembro sexual masculino”).

DRAGA

No se considera peyorativo, y es de uso relativamente reciente tras el boom del arte drag queen en los últimos años. Deriva obviamente del término drag que, a su ves, deriva de la expresión anglosajona Dressed As a Girl (vestido como mujer). Es simplemente un apócope.

GAY

De origen anglosajón y de un uso relativamente poco reciente en México. Gay es alegre o festivo en inglés. Hace alusión a que los hombres homosexuales visten de forma colorida, emplean una actitud pícara, un tono de voz dulzón y elevado y expresiones corporales exageradas. Obviamente, estas actitudes no son sino un cliché. Todo empezó por que así se referían en la Inglaterra victoriana a los hombres homosexuales que ejercían la prostitución. No obstante, es el término coloquial más aceptado universalmente.

INVERTIDO O VOLTEADO

Hace referencia obviamente a la supuesta “inversión” de un hombre homosexual a lo que anticuadamente se considera “la forma sexual natural”.

JOTO

Es de origen y uso mexicano. Hay unas teorías interesantes del por que se comenzó a llamar de esta manera al varón homosexual. Una deriva de la representación en poses afeminadas del joto (o joker) de la baraja. Otra viene de la desaparecida prisión de Lecumberri en la Ciudad de México, donde los homosexuales estaban confinados en el pabellón con la letra “J”.

Sin embargo en el libro «Los Jotos» de Jaime Cobian, aparece el registro de esta palabra, en México, desde 1890 y el llamado «Palacio Negro», actual Archivo General de la Nación, fue construido hasta 1900.

LOCA

Probablemente su asociación con la homosexualidad venga de ese cliché del espíritu festivo y alegre que supuestamente manifiestan y adoptan los varones homosexuales.

MACHORRA(O)

Es la mujer homosexual que tiene un comportamiento de macho, pero con una intención peyorativa.

MANFLORA

Término despectivo empleado para la mujer homosexual. Deriva del término manflorita, que significa hermafrodita. También se usa su versión masculina manfloro para el hombre homosexual.

MARICA / MARICÓN / MARIQUITA

“Marica” es una variante del nombre de “María”. En el Perú también es una forma de llamar a unas muñecas de trapo sujetadas con hilos.

Probablemente este sobrenombre se asoció a la homosexualidad como una forma de llamar al hombre gay de forma despectiva con un nombre de mujer.

De “marica” vienen todas las variantes: maricón, mariquita mariconerías, mariquete. También se derivan de este término expresiones como mariposa, mariposón, marisco, etc.

La mariquita también es el nombre que se le da en México a un insecto coleóptero también conocido como catarina.

MARIMACHA(O)

El más común empleado en México y otros países para referirse a la mujer homosexual. Es una desviación del maricón empleado en el hombre homosexual. Al Mari, se le agrega el macho, haciendo referencia a la virilidad.

MAYATE

Es el nombre de un insecto coleóptero de América del Norte y Central. Viene de la voz náhuatl mayatl. Es una especie de escarabajo de muchos colores. Tal vez por este “colorido” comenzó a asociarse con “lo afeminado” y homosexual. Su uso en México es muy común.

En el argot gay coloquial, es la forma de referirse a un hombre muy viril de aspecto rudo y tosco. Puede ser homosexual o bisexual, o bien heterosexual que mantiene relaciones sexuales gay por dinero o privilegios.

MUERDEALMOHADAS

Es el homosexual pasivo. Obviamente viene de la posición que tradicionalmente adopta quién asume este rol en la relación sexual.

PUÑAL

Otra palabra del argot mexicano. Probablemente se comenzó a emplear como una forma de “disfrazar” la dureza de la ofensiva palabra “puto”: “¡Ese tipo es un pu…ñal!. Un detalle peculiar es que en México, cuando alguien utiliza esta palabra para referirse a alguien, la dice mientras cierra la mano (como tomando un objeto punzocortante) y simula clavárselo en el pecho. Una forma distorsionada sería puñalón.

PUÑETAS

Es de origen Ibérico, pero ya empleado de forma frecuente en América Latina. Puñetas se deriva del singular puñeta, que significa masturbación. Puñetero sería aquel que masturba.

PUTO

Es el más famoso de todos estos sobrenombres, el más cruel y el más despectivo. Según algunas fuentes, su origen se deriva de su versión femenina: puta, es decir prostituta o trabajadora sexual. De esta forma, “puto” sería un varón que ofrece sus servicios sexuales.

Probablemente se asoció con el colectivo gay por la gran cantidad de varones homosexuales que a lo largo de la historia se relacionaron y/o refugiaron en el mundo de la prostitución.

También puede ser empleado, sin un afán homófobo, para referirse a una persona cobarde. Su asociación con la homosexualidad puede derivarse de una “falta de virilidad”.

Su uso está generalizado en toda Latinoamérica. Y afortunadamente, ya está prohibida esta expresión en el mundo del futbol soccer, que era tan empleada por la afición mexicana.

QUEEN, QUEENA O QUEENERETTE

Forma relativamente poco usual y casi en desuso para referirse a una persona del colectivo travesti, transgénero o transexual. Viene del inglés Queen, que es Reina. El término queenerette era muy común dentro del colectivo TTT en los años 1980s y 1990s en México.

SODOMITA

Es un término que prácticamente ya está es desuso. Más bien es empleado por grupos religiosos y ultraconservadores. Hace referencia la ciudad bíblica de Sodoma la cual, supuestamente, fue destruida por Dios por que los hombres tenían sexo homosexual.

SOPLANUCAS

Es la contraparte de Muerdealmohadas, y es la forma despectiva de referirse al homosexual activo. Obviamente, el término también hace alusión a la posición sexual más comúnmente empleada por el que asume el rol de activo, detrás de su compañero.

TORTILLA O TORTILLERA

Se usa en México para referirse a la mujer homosexual. A las tortillas se les voltea en un comal para cocerlas o calentarlas. Al decir tortilla, se quiere indicar que es volteada o invertida. La variante tortillera también hace referencia a que les gustan las volteadas.

TRAGASABLES

De empleo muy coloquial y ordinario. Hace referencia al sexo oral, como si solo los hombres homosexuales realizaran este acto sexual.

VESTIDA

El más usual para referirse a personas del colectivo TTT. Se deriva de ser hombres que se visten de mujer. Y es que muchas personas aún no saben diferencias entre travesti, transgénero y transexual o incluso una drag queen. Las mujeres trans no se disfrazan de mujeres, pues llevan una vida completa como tales, y no lo hacen por trabajo o por fetiche, sino que define su identidad. Tristemente se usa este término coloquial para englobar a todas.

Además de estas palabras, en México es común escuchar una gran variedad de expresiones y dichos populares. Algunos, a pesar de su uso absolutamente peyorativo y vulgar, suelen tener un agudo ingenio. Las más populares serían:

  • “Le gusta el arroz con popote”
  • “Batea chueco”
  • “Cacha granizo”
  • “Se le hace agua la canoa”
  • “Se le tuerce la mano”
  • “Se le truena la reversa”
  •  “Se le derrite la quesadilla”

Si eres homosexual y creciste en México, seguramente más de una vez te dijeron una de estas palabras. Por fortuna no pasan de ser solo eso: palabras. Por fortuna, ahora su uso en términos ofensivos se está sancionando y es mal visto por un sector de la sociedad y los medios. Es un avance muy grande. Nunca deben de emplearse palabras ofensivas para etiquetar a una persona. Incluso la comunidad LGBT+ debería predicar con el ejemplo y dejar de emplearlas internamente. Perrerase ya es muy anticuado.

Comentarios