Que la violación es parte de los sacrificios para ser cura, le...

Que la violación es parte de los sacrificios para ser cura, le dice sacerdote a niño aprendiz

1415
Compartir

SAN LUIS POTOSÍ.- El sacerdote Francisco Javier Castillo Ríos fue denunciado por diversos casos de abuso sexual contra niños. José, quien entonces tenía ocho años, fue una de sus víctimas, el párroco lo violó repetidas ocasiones durante dos años en la iglesia ya que quería ser sacerdote, tiempo en el que el cura justificaba los actos afirmando que era parte de los sacrificios que debía aguantar”.

Él le hacía unas cosas horribles a mi hijo”, declaró la madre de una de las víctimas del sacerdote Castillo Ríos.

La familia hizo amistad con Castillo, luego de que lo auxiliara tras una caída y desde entonces el sacerdote comenzó a frecuentar la casa de la familia del pequeño José.

Fue hasta que José tenía 12 años cuando los padres se dieron cuenta de los abusos, cuando descubrieron al sacerdote abusando sexualmente de su hijo.

 “Él lo tenía penetrado. El padre abusaba de él, al parecer lo drogaba, dijo la madre. El sacerdote amenazó a José con hacerle daños a la familia o abusar de otros niños si José no accedía.

“Encontré unos mensajes de que le iba a dar un dinero; que se lo había aventado atrás de la puerta, que lo recogiera y no me dijera nada, que era para que no hablara, que nos iba a pasar algo, que me iba a pasar algo a mí. Que lo iba a buscar donde fuera si se escondía; que a fuerzas se tenía que ir con él”, comentó la madre.

José llorando confesó a su madre: “que te va a matar, mamá; me dice que es un sacrificio que tengo yo que hacer para ser sacerdote”.

La familia denunció  El padre Francisco Javier Castillo Ríos está amparado y sigue oficiando misa en la iglesia del Sagrado Corazón en Ojo Caliente, ubicado a 50 kilómtros al sureste de la capital potosina.

Comentarios