Los 4 errores que cometemos durante el Buen Fin y cómo evitarlos

Los 4 errores que cometemos durante el Buen Fin y cómo evitarlos

97
Compartir

Se acerca el Buen Fin, el evento comercial que reactiva la economía del país fomentando el consumo con miles de promociones en todo tipo de tiendas. Sin duda, es una gran oportunidad que millones de mexicanos aprovechamos para adquirir algún producto o servicio a un buen precio. Tan sólo el año pasado, durante ese fin de semana, los usuarios digitales gastaron en promedio 4,000 mil pesos cada uno.

En concreto, en la edición anterior fueron los automóviles, aparatos electrónicos, así como artículos del hogar los productos que más se vendieron. De acuerdo con el Inegi, el 32% de las compras fueron coches, mientras que el 20% se dirigió a celulares, computadoras, televisores, línea blanca y muebles. Las ofertas fueron aprovechadas por seis de cada diez compradores.

Sin embargo, a pesar de las grandes ofertas, el Buen Fin también es una una tentación que puede convertirse en una pesadilla para nuestros bolsillos. Para estar preparados, Albo, la experiencia financiera digital especialmente creada para llevar un estilo de vida fácil y sencillo, nos comparte 4 de los principales errores en los que caemos y nos aconseja cómo evitarlos:

1. Pensar que estamos ahorrando

Gastar en el Buen Fin no es ahorrar, incluso con algún descuento de por medio. La explicación a este fenómeno es que está comprobado que generalmente ese pensamiento suele provocar que gastemos más de lo que originalmente teníamos planeado.

Tip. Busca a menor precio esos productos y/o servicios que planeas adquirir. Como complemento, destina una parte del dinero a una cuenta como ahorro, un emprendimiento personal e incluso otras opciones digitales.

2. Abusar de los meses sin intereses

Esta opción tiene grandes beneficios cuando es utilizada de manera adecuada, pues nos da la posibilidad de obtener algún artículo que se nos complica comprar de contado, pero a veces excedemos nuestra capacidad de pago con la tarjeta y nos sobre-endeudamos.

Tip. Escoge el esquema más corto (3 ó 6 meses) y si vas a realizar varias compras de esta manera, es recomendable llevar un cálculo sobre cuánto vas a destinar en total durante ese periodo y analiza si realmente podrás cubrir las cuotas adicionales a tus gastos fijos de cada mes.

3. No comparar precios

Aceptémoslo, a veces nos dejamos llevar por la fiebre del momento y no nos damos el tiempo para comparar precios, por lo que no es extraño que estemos comprando algo que en realidad no tiene un descuento; esto suele ocurrir muy a menudo.

Tip. Verifica el precio de un mismo producto en diferentes tiendas (digitales o físicas) antes de que inicie el Buen Fin y una vez más cuando estés seguro de tu compra. Con esto sabrás si realmente estás aprovechando una rebaja.

4. Dejarse llevar por las grandes marcas

Por la costumbre o por la fama, a veces somos fieles a nuestras marcas favoritas −que muchas veces son incluso más caras−, sin embargo también existen productos en el mercado con la misma calidad pero con menor precio.

Tip. Hoy en día existen herramientas para verificar las características de los productos, independientemente de que su fabricante sea popular o no. Una opción es revisar las reseñas de otros usuarios en línea y ver los comentarios en las redes sociales de la marca.

Comentarios