No sólo la Amazonia, también selvas de México enfrentan destrucción sin precedentes

No sólo la Amazonia, también selvas de México enfrentan destrucción sin precedentes

189
Compartir

CIUDAD DE MÉXICO.- Desde hace tres semanas, la selva amazónica de Brasil y Bolivia viene sufriendo múltiples incendios sin precedentes que afectan los bosques. La actual situación, producto de la causa de siniestros forestales, está preocupando a todo el mundo, ya que las consecuencias de la emergencia viene perjudicando al pulmón del planeta: La selva amazónica produce más del 20 por ciento del oxígeno del mundo y contiene 20 por ciento de las reservas de agua dulce del planeta.

El fuego ya ha logrado arrasar con más de 500 mil hectáreas de bosques, cultivos y pastizales, generando además contaminación por monóxido de carbono en zonas colindantes.

A través de una carta abierta, los indígenas de la cuenca amazónica se declararon en emergencia humanitaria y ambiental a raíz de los incendios que ya han arrasado miles de hectáreas de bosque en la Amazonía. Hicieron responsables a Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, y Evo Morales, presidente de Bolivia, por los daños ambientales que los ponen en peligro.

En este contexto, cabe alertar sobre el deteriorado estado de salud de los pulmones de Mesoamérica en México: De la Selva Lacandona, en Chiapas, queda un cuarto de su bosque selvático, alrededor de 500 mil hectáreas y la sequía actual podría reducir su superficie aún más.

La Comisión Nacional del Agua de México considera que la mayor parte de la selva Lacandona está en una situación de sequía “moderada”, pero algunas áreas cuyas aguas suelen alimentar a las lagunas de la región, sufren de una sequía de “severa a extrema”.

Por otra parte, la selva de Los Chimalapas, en Oaxaca y Chiapas, de 600 mil hectáreas, es amenazada por invasores ganaderos que ya destruyeron 50 mil hectáreas en los últimos años. En la selva de los Chimalapas, los incendios han destruido 20 mil hectáreas este 2019.

Lo anterior vuelve urgente la actuación inmediata de la Procuraduría de Protección al Ambiente, para detener, a la brevedad, el despojo, depredación y saqueo de miles de hectáreas de bosques de niebla, selvas altas y bosques templados, dentro del territorio comunal de la selva de Los Chimalapas.


Fuente: Desinformemonos.org, ElImparcial.com e ItsmoPress.

Comentarios