Pandemia de indiferencia hacia la comunidad LGBT+, cortesía de la 4T

Pandemia de indiferencia hacia la comunidad LGBT+, cortesía de la 4T

270
Compartir

Junio es conocido como el mes del orgullo de la comunidad LGBT+, el cual se caracteriza por una serie de celebraciones al aire libre, en museos y de manera virtual, sin embargo igualmente es un fecha para recordar las deudas que la actual administración tiene hacia la diversidad sexual y de género. 

“LGBT+ allá del arcoíris” es una exposición que se ha inaugurado en el Museo de Memoria y Tolerancia de la Ciudad de México, y en el cual ha participado la activista Jazz Bustamante, la cual ha expuesto una serie de datos más que alarmantes.  

Bustamante explicó que los estados de Veracruz, Guerrero, Edomex, Chihuahua y Morelos son en donde más crímenes de odio se han reportado desde mayo del 2020 al mismo mes de este año en curso. 

Señala que se han reportado 75 de estos crímenes, pero no se descarta que tal cifra se triplique debido a la falta de denuncias por parte de familiares y sobrevivientes y que fácilmente se podría llegar a la alarmante cifra de 225 agredidas.

Si bien Jazz expone que una de las soluciones ante los crímenes de odio es la deconstrucción de las arcaicas normas religiosas y familiares tradicionales, también deja en claro, en opinión de este servidor, la ineficiencia de la llamada cuarta transformación en estos temas. 

Las fiscalías estatales y federal han demostrado no saber actuar ante denuncias tan delicadas como lo son los crímenes de odio y los abusos también en contra de las mujeres, llegando a cerrar albergues de ayuda como si se tratase de una especie de venganza “morenista” en contra de todos los que no apoyan su movimiento. 

Las personas con VIH igualmente han sufrido la violencia por parte del estado, ya que para variar, han comenzado a escasear los antirretrovirales, situación que si bien ocurría en los pasados sexenios, no fue tan aguda como con esta “austeridad republicana”. 

Las políticas y conquistas de más derechos en los congresos locales, algunos dominados por Morena, como es el caso de la CDMX y Edomex, han demostrado no tener ni la más mínima intención de apoyar el matrimonio y adopción LGBT+, aun cuando los estatutos del partido establecen defender a la diversidad.

El lema “primero los pobres” y “con el pueblo todo” parece solo aplicar para los que militan en las filas del partido guinda o rinden pleitesía a un “transformación” que más parece un retroceso y ataque a la salud y derechos de millones que un “gobierno progresista” que es como se venden en spots, redes sociales y medios a fines. 

A tres años del sexenio en curso es bueno reflexionar si Morena representa una alternativa a la comunidad LGBT o en efecto, son “más de los mismo” y mejor se debe optar por una vieja pero nunca bien aplicada estrategia de candidatos ciudadanos que en verdad vean por los intereses de todos, sin importar preferencias, logos e intereses personales de poder y riqueza. 

Comentarios