Compartir

LOS ÁNGELES.- El mundo de la moda pronto tendrá una nueva cara y se trata de una exitosa historia de readaptación social.

Hace dos años, Jeremy Meeks fue detenido, en California por robo a mano armada, posesión ilegal de armas de fuego y municiones, portación en público de un arma de fuego cargada y finalmente acusado de pertenecer a una pandilla del crimen organizado.

#california #bayarea

A photo posted by JEREMY MEEKS (@jmeeksofficial) on

Después de que su ficha policial se puso en línea, muchos suspiraron con deseo. Un chacaléctico adonis pandillero con cara de mataputos con potencial de topmodel quedaba tras las rejas. Tal ficha policial de Meeks que se publicó en 2014 en la página oficial de Facebook de la policía de Stockton, California, recibió 80 mil likes y 20 mil comentarios en tan solo dos días, convirtiéndolo en toda una sensación viral.

Count down #housearrest #bayarea

A photo posted by JEREMY MEEKS (@jmeeksofficial) on

Así, el hermoso Meeks, de 30 años,  con 210 mil followers en Instagram, está en libertad y es  más buscado que nunca, pero ahora  no por la justicia.

Jim Jordan,  su manager, señaló que Jeremy ya cuenta con una gran cantidad de ofertas de trabajo que van desde modelaje hasta papeles en películas. Una de las firmas que se ha puesto en contacto con él es Versace.

Al parecer, Meeks ha mantenido en forma su cuerpo con  500 abdominales y flexiones en su celda todos los días y eso le ha ayudado a mantener las ofertas.

“El mundo responde a las cosas bellas. Jeremy es una cosa hermosa. Su mirada llamativa fue la primera cosa que notamos. Su apelación llamó la atención del mundo», dijo Jordan.

Durante el mes siguiente, Meeks estará en una casa de transición. Una vez que haya cumplido  con eso, podrá  comenzar su nueva vida como modelo donde lo esperan sus tres hijos y su esposa, (el chiste se cuenta solo).

Su caso, no es único. Mark Wahlberg, protagonista deTransformers: Age of Extinctionademás de modelo, rapero y productor de cine, fue detenido en unas 20 ocasiones en su juventud por cargos que llegaron a incluir un intento de asesinato del que se declaró culpable; al final fue condenado a dos años de prisión de los que cumplió 45 días tras las rejas.

 

Comentarios

Dejar una respuesta