Un hombre trans en la Revolución Mexicana: El Coronel Amelio Robles

Un hombre trans en la Revolución Mexicana: El Coronel Amelio Robles

1823
Compartir

De acuerdo con los datos históricos disponibles, Amelio Robles nació en 1889 y murió en 1984, pero su vida fue testigo de hechos sorprendentes para la época, en que México, se veía envuelto en una de las revueltas armadas más violentas del Siglo  XX: La Revolución Mexicana. Aún así, Amelio, quien nació siendo mujer, se abrió paso en el Ejército, logró ser reconocido como hombre, le fue otorgado el grado de coronel y fue condecorado.

Amelio fue un militar zapatista originario de Xochipala, Guerrero. De acuerdo a algunas fuentes, al nacer recibió el nombre de Carmen Amelia Robles Ávalos.

Su familia poseía una casa y un rancho. Ahí aprendió a montar y a usar las armas. Sin embargo, posteriormente, la tradición, le obligó a dejar de lado las enseñanzas femeninas y la Revolución le ofreció la oportunidad de escapar.

En 1912 se unió a la Revolución y se hizo cargo de la tesorería de un club maderista.  Estuvo  presente en la toma de Iguala y participó en diferentes campañas junto a varios generales zapatistas. Para lo cual dejó su identidad femenina para hacerse llamar Amelio.

En 1918, entregó las armas y reconoció el liderazgo de Venustiano Carranza ingresando en el Ejército Mexicano. Ahí se convertiría en Coronel.

En los años 20,  conoció a Angela Torres quien fue su compañera por cerca de 10 años.

Se dice que desenfundaba el arma si alguien en burla le llamaba «Señora» o «Coronela». En abril de 1927, el reportero Miguel Gil, de El Universal, le entrevista y se da por hecho que el Ejército, conoce el pasado femenino de Amelio.

Lo anterior no habría sido posible sin los testimonios  y de recomendaciones de sus compañeros de batalla. Inclusive, el expediente adjuntó un acta de nacimiento falsa, en donde daba cuenta de su nacimiento como hombre.

Lo anterior llegó al nivel de que Amelio ingresó en la Legión de Honor de la  Secretaría de la Defensa Nacional, que le extendió un certificado de méritos revolucionarios.

Todavía en 1940 participó en el levantamiento zapatista de Guerrero y en los años 50 se enfrentó a la industria maderera que estaba talando los bosques de su región.

Fue en  1973 que la Secretaría de la Defensa Nacional condecoró a Amelio como Veterano de la Revolución   y debido a su situación se le concedió una ayuda económica, toda vez que se le denegó la pensión vitalicia con el argumento de no existir expedientes militares.

Murió a los 95 años.


Con información de Archivos y Memorias Diversas y Crónica.com.mx.

Pedro Ruiz: Travestir para subsistir en medio de la Revolución

Denuncian su homofobia y se hace ‘la vístima’: Batea CEDH a diputado Carlos Leal

La homosexualidad y la Conquista: 500 años del encuentro entre Cortés y el Cacique Gordo

Comentarios