Así vivió ‘Super Perra’, la más perra de todas las drag queens

Así vivió ‘Super Perra’, la más perra de todas las drag queens

192
Compartir

Antes de que el Arte Drag fuera reconocido con este merecido término, Oswaldo Calderón Guerrero, quien nació el 6 de julio de 1973 y era mejor conocido en los escenarios como Súper Perra, fue parte del grupo de artistas LGBT que contribuyó que el Drag en México se consagrara.

No sólo eso, luego de su fallecimiento, activistas reconocieron a Oswaldo como alguien que vivió abiertamente, hablando en primera persona sobre el VIH.

Por otro lado, su carrera artística de 28 años, la dedicó al transformismo,  formando parte del colectivo de Las hermanas Vampiro, en donde también figura, Daniel Vives La Súper Mana.

Frente al público y detrás del escenario, Oswaldo se desenvolvió en el medio artístico-travesti, donde gracias a su personalidad y carisma construyó su propio nombre como «Super Perra» en la escena nocturna gay de la Ciudad de México.

Como dragmaturgo, creó en 2006, la obra «Lo que el Virus se llevó» y laboró  durante siete años como director de arte para Carla Estrada y Reynaldo López en Televisa.

Como maestro, Oswaldo, transmitió los conocimientos de su experiencia drag, a través de talleres, centrando la importancia en tres ejes: la creación del personaje, la presencia escénica y el discurso. Para Oswaldo, el Drag estaba obligado a ser contestatario, subversivo y político.

De acuerdo con «Voces en Tinta, como «Super Perra», el drag de Oswaldo, tuvo presencia en El Taller, el Papi Fun Bar, el Nicho, el Lipstick, el Living, Cabaretito, El 14, Spartacu’s La Victoria, Foro Shakespeare, Foro de la Comedia, entre otros centros nocturnos. y sus imitaciones de Selena, Astrid Hadad, Priscilla Reina del Desierto, Alaska, Maléfica, Cruela de Vil, La Tigresa del Oriente, Susana Zabaleta, Tatiana, Edith Márquez, Mónica Naranjo, Raquel Olmedo y Janett Arceo, la llevaron a ser reconocida como la más perra de todas las drag queens.

En su faceta de madre drag, «Super Perra», supo dar aliento y orientar a dragas de las nuevas generaciones. Reinas que actualmente siguen dando vida a la escena nocturna jotera de la Ciudad de México.

Oswaldo, estudió Literatura en la FES Acatlán de la UNAM, y Creación Literaria en la UACM (Universidad Autónoma de la Ciudad de México).

Ante el adiós de «Super Perra», el pasado 14 de febrero, la Comunidad LGBT preparó diversos homenajes en los que se recordó  a Oswaldo y las hazañas de «Super Perra».

De acuerdo con una nota que Oswaldo dejó en un cuaderno mientras se encontraba hospitalizado poco antes de su fallecimiento y que fue dada a conocer por su sobrina, el artista habría abandonado su tratamiento para el VIH debido al desabasto de medicamentos en el sector Salud.

Xóchitl, la legendaria ‘Reina de Reinas’ y su papel en la historia LGBT de México

Comentarios