Carlos Uriel López González (1982-2018) Un crimen que enlutó a la comunidad...

Carlos Uriel López González (1982-2018) Un crimen que enlutó a la comunidad LGBT de Taxco

108
Compartir

(11 de febrero 1982-Zacapalco, Taxco, Guerrero 17 de junio del 2018)

Estudió la primaria en La Leyva, para tiempo después cursar en la Escuela Vicente Guerrero y en la Universidad Fray Luca Paccioli. Fue un niño muy sonriente, muy cercano a sus primos, Dario, Irene y Alí, que le decían “Ullito”.

De familia evangélica (cristiana), su homosexualidad siempre fue un tabú que nunca pudieron superar. De hecho Carlos mantenía discursivamente una bisexualidad en las redes. Carlos y Rubén se hicieron amigos, pues tenían muchas cosas en común, como la vida nocturna y su gusto por los concursos de belleza.

Carlos era deportista y gustaba de la música electrónica, había sido DJ en Stragos Bar, en el Princess Lounge bar, Estación, Vitor Bar, Reinas de la Noche, La Doña Club, Live Wings, Open Doors y Quinta Cerezos. Trabajó en el restaurante: Tabú Cabaret en Iguala y en la panadería Don Marce desde 1985. Uriel, era bueno para el deporte, de hecho llegó a cinta morada en artes marciales. Era americanista y canófilo.

Es muy probable que haya conocido a Roberto Vega en 2011, pues concursó para Mr. Gay en Iguala. En junio del 2012 seguramente logró interesarlo, pues Carlos participaba en el concurso Mr. Gay que Roberto y Rubén organizaban. Carlos modeló en ese concurso no sólo en traje de baño, también en traje temático y si bien no ganó, se la pasó muy divertido.

En enero del 2013, Carlos Uriel participó en el Rostro de Taxco, a partir de ese año las fotografías con Roberto denotan una relación, además de un proyecto de vida en conjunto con su amigo Saúl, una panadería, llamada Panadería El SUR, donde hacían unas mantecadas con receta especial de Carlos, y en horno de barro… bajo esta razón social se convirtieron en patrocinadores de muchos eventos que realizaba COGAYT.

Para enero del 2016, el amor había causado estragos en el físico de Carlos, unas subidas de kilo, que lo obligaron a replantearse su dieta. El 16 de junio del 2018 desayunaron Rubén, Roberto y Carlos en Del Angel Inn Restaurante.

Roberto, Rubén, Carlos Uriel y Saúl se habían elegido como familia, salieron juntos al bar “I Club”. Ricardo, le dijo a Saúl que se adelantara que ahí se verían, jamás volvieron a verse. Rubén y sus amigos salieron del bar aproximadamente a las seis de la mañana, cuando fueron interceptados por una persona que al no recibir el dinero que les pedía, los levantó.

Roberto, Rubén su amigo de toda la vida y la pareja de este último, Carlos Uriel fueron hallados muertos la mañana del 17 de junio sobre la carretera federal México-Acapulco, en el tramo Taxco-Cuernavaca. Junto a él y también con un disparo en la cabeza estaban los cadáveres de Carlos Uriel y Rubén.
En la zona del hallazgo, asegurada y acordonada por policías locales, se encontraron cuatro casquillos percutidos calibre .9 y dos balas útiles del mismo tamaño. Sin embargo, no se halló ninguna identificación de los jóvenes. Fue hasta su traslado al Servicio Médico Forense de la ciudad de Iguala que fueron identificados por amigos y familiares. 

Hasta la fecha existen dos móviles, el primero para el activismo mexicano, ha sido: crimen de odio, sin embargo por el ascenso de la criminalidad en Taxco, se encuentra la línea que el crimen organizado estaba al asecho de ellos, ya que no se habían dejado extorsionar.

El crimen causó conmoción en la región. La comunidad gay de Taxco emitió un comunicado en el que condenó el triple homicidio y describen a las víctimas como jóvenes de buenos valores, “ejemplo de nosotros ante la sociedad y que eran estandarte de una vida amena, llena de esfuerzos y trabajo”.

El servicio religioso con el que familiares y amistades despidieron a Carlos Uriel fue el día 18 de junio en el barrio de Bermeja, al día siguiente el cortejo partió de la panadería de don Marcelino.

En un comunicado, el vocero del Grupo Coordinación Guerrero (GCG), Roberto Álvarez Heredia, informó que de las investigaciones realizadas y dictámenes periciales se determinó que dos de los cuatro hombres que fueron detenidos el lunes pasados, hay elementos “suficientes” para imputarlos.

Álvarez Heredia identificó a los dos hombres como José “N” y Santiago “N”.

En FB su cuenta estaba a nombre de Carlos Daniel Áviles Vega.

Comentarios