No lo intentes, hazlo (‘Hazlo como hombre’): Intento de inclusión del cine...

No lo intentes, hazlo (‘Hazlo como hombre’): Intento de inclusión del cine en México

1230
Compartir

«No lo intentes, hazlo». Esta frase se lee en la tumba de Charles Bukowski, hoy hablamos de «Hazlo como hombre», una cinta mexicana dirigida por el chileno Nicolás López. Película palomera, la más taquillera del año, una comedia sin innovación en los giros de tuerca y con personajes más bien acartonados, lo que pareciera ser una crítica  a la homofobia y al machismo termina siendo un producto bien intencionado, pero con fallas en el argumento.

Si bien a través de la cinta se crítica el rechazo de Raúl hacia su amigo Santiago porque este último sale del clóset, también es cierto que hay momentos de la película que carecen de inteligencia como lo puede ser el momento en que se burlan de Mendoza por un defecto físico, de la misma forma se llega a abusar de lugares comunes como las regaderas y la caída del jabón, en cualquier caso esta cinta es comedia comercial antes que nada.

En general la película pretende ser una oda a la inclusión y se desarrolla con aires de actualidad (más bien moda), desde los escenarios hasta los diálogos, barberías tipo roma-condechi, chistes sobre los gay’s, infidelidad y poliamor. En este último punto sobrevive una visión romántica del amor (de la cual tampoco he podido librarme) sin embargo lo crucial de la cinta es como el poliamor resulta más transgresor que la infidelidad, pues Santigo decide terminar su relación porque no está hecho para el poliamor, mientras que Raúl tras haber sido infiel tiene una puerta abierta a la reconciliación con su esposa, claro Santiago también consigue un nuevo novio, aquí una duda…

¿Es entonces políticamente correcto ser infiel pero no poliamoroso?  Si bien hay una clara crítica del personaje masculino, hetero-patriarcal, que representa Raúl, lo cierto es que el filme resulta conservador a la hora de analizar las afectividades de sus personajes, aunque al final deja claro que la educación y la tolerancia son cosas que se trabajan, y que todos seguimos aprendiendo.

Retomando a Charles Bukowski y al título de la película, tengo que decir que lo mejor sería hacerlo y no intentarlo, pues parece que el esfuerzo por ser incluyente y open mind se quedó en un intento.

Comentarios
Compartir
Artículo anteriorReseña de ‘El cielo esperará’: Miedo, pena, inocencia y angustia
Artículo siguientePromocionan sofware para hackear a tu hijo y saber si es gay
Diego Medina, (Violencia Parra), Poeta y activista LGBTTTIQ. Ha sido publicado en antologías como Poesía Trans No Binarie, de Puntos Suspensivos Ediciones, MORFO, de Editorial Criptomórfica, su poemario Prometeo, ganó el segundo lugar del IX Concurso Internacional de Poesía Caminos de la Libertad. Actualmente coordina el Eslam Cuir de Poesía, el cual fundó junto a Editorial Vesonautas. También es maestro pokémon nivel 33 y un amante de la cultura pop y el nesquik de fresa. Actualmente coordinador editorial de Circo Literario, fundador de la Editorial Versonautas, columnista en la revista digital Letras de Reserva, colaborador en la revista digital Hombre 21, recientemente ha participado en la antología MORFO de la editorial Criptomórfica, también está próximo a publicar su primer poemario.