AMLO, los candidatos falsos, la homofobia y las 2 marchas

AMLO, los candidatos falsos, la homofobia y las 2 marchas

Compartir

En está ocasión les propongo una rápida revisión de sucesos, que de alguna forma inciden en nuestra colectividad. Iniciamos con el nombramiento, que el candidato de morena, López Obrador dió al nefasto Manuel Espino, como enlace con organizaciones civiles, el mencionado, es uno de los más feroces enemigos de la comunidad diversa, miembro prominente de la ultraconservadora organización conocida como El Yunque, pésima señal hacia las organizaciones y personas defensoras de los Derechos Humanos, mal inicio ya sé.

Por otro lado, en Oaxaca, 17 sujetos, en una burda usurpación de identidad, se hicieron pasar por integrantes de la comunidad Transgénero, todo por una candidatura a puestos de elección popular, hasta el momento ni los “candidatos” ni los partidos postulantes, han asumido responsabilidad alguna por ésta burda maniobra.

En Tijuana, Baja California,  vecinos de un albergue de migrantes LGBTTTI, prendieron fuego a dicho inmueble con la consigna de “no queremos gays aquí”, se confía en la actuación de la autoridad.

En otros estados de la república, diversos grupos de activistas LGBTTTI, andan cazando candidatos para entregarles las “agendas de los temas de la Comunidad LGBTTTI” con la esperanza de en algún momento dichos temas, sean tomados en cuenta por quienes ahora, mendigan el voto ciudadano a la voz de “estamos con ustedes, los apoyamos, los reconocemos, los respetamos”, qué barato les dejamos el voto a éstos hijos de la partidocracia.

Y ya de salida, la cereza del pastel, el viernes 27 de abril, el Congreso de Nuevo León, sometió a dictamen un entuerto llamado Ley de Unión Civil.

Les explico: Un grupo activista LGBT, llevó a cabo un plantón, afuera del congreso estatal, de más de 100 días, llevando como banderas, tres iniciativas, MatrimoniovIgualitario Identidad de Género y Registro a hijos de familias diversas, resultado, según comentarios que  esta tecleadora ha recabado, al final se “optó” por cambiar el concepto a la primer iniciativa, se cambió matrimonio por “unión civil”.

Sin embargo, la diversidad de argumentos esgrimidos por los liderazgos del grupo que realizó estas acciones, van de lo ambiguo, a lo francamente ridículo.

Si tan siquiera se hubieran puesto de acuerdo, y hubieran aleccionado a sus acólitos, pero ni eso, el caso es que se votó dicha ocurrencia, perdón, iniciativa, y se dejó en suspenso esperando la resolución, una vez más, de la Supre Corte de Justicia de la Nación, dicho en cristiano elegebetero, los diputados, le dieron una salida política al tema, los que lleguen ahí se las entienden con ellos, quedando, otra vez, el Congreso de Nuevo León, en desacato, pero ahora con la complacencia de quienes dicen estar “buscando los derechos para todas las personas”, o dizque, de las otras dos iniciativas, les comento, ni fu ni fa, es decir, la de Identidad de Género y la del Registro a hijos de las familias Diversas, al congelador ambas, hay quienes se dan por bien servidos con lo “logrado”(¿?), es un “avance”(¿?), dicen. En fin, cada quién saque sus conclusiones.

Termino, estamos a un mes,días más días menos, de la Marcha De La Diversidad Monterrey 2018, o mejor dicho “las marchas”. De ello nos ocuparemos en nuestra siguiente participación.

Cuídense, sean felices, usen condón,y recuerden “Si la naturaleza es diversa, es natural que seamos diversos”.

Comentarios