Buen momento para el porno amateur

Buen momento para el porno amateur

2048
Compartir

Desnudos integrales, juguetes sexuales de todo tipo, posiciones clásicas y no tan clásicas, ropa interior atrevida y un sin fin más de artículos para erotizarnos es lo que vemos a diario en las aplicaciones de ligues y diferentes cuentas de redes sociales; prácticas que a muchos pueden parecer escandalosas, pero a otra gran mayoría, incluyéndome, refleja una sana además de divertida práctica sexual y erótica.

La democratización de las tecnologías como Smartphone, tabletas, computadoras y un sin fin de gadgets han puesto en nuestras manos la posibilidad de comunicarnos e interactuar, pero también han dado pie a la creación de contenidos sensuales y sexuales; las prácticas como el sexting y la pornografía casera se han convertido en la nueva moda de internet.

Si bien las grandes casas productoras de contenido XXX LGBTTTQIAP siguen teniendo un gran éxito comercial, cada vez más personas con acceso a internet y que no profesamos ese extraño culto a los cuerpos híper ejercitados, genitales de exageradas proporciones y mucho menos al binarismo del género hemos encontrado un oasis en los contenidos sexuales caseros. Cuerpos de todos tipos y formas, fetiches particulares y una gran diversidad de sexualidades e identidades son las palabras que mejor pueden describir esta nueva forma de entretenimiento para adultos.

Uno de los ejemplos que más me fascinan es el de la nueva pornografía Trans, hecha por la misma comunidad que harta de ser ignorada y satirizada por la industria del entretenimiento de la diversidad se han puesto manos a la obra, con celular en mano, admirable valor y creatividad para generar sus propios contenidos, tanto para su propia comunidad como para todos a aquellos que no tenemos tabúes a la hora de explorar las sexualidades y placeres que nuestros cuerpos nos puedan brindar.

Grupos de Facebook, cuentas de Twitter y los ya clásicos blogs de Tumblr son los ideales para acceder a este nuevo repertorio de goce visual; muchas personas de la diversidad sexogenérica estamos hartos de los clichés de cuerpos ideales y cada vez estamos rompiendo la línea de lo que por décadas las instituciones como la iglesia y diferentes gobiernos nos han impuesto como “correctos”. El miedo a exhibir nuestros cuerpos desnudos muy lentamente, pero de manera positiva avanza, diferentes subculturas como los “osos” “chacales” “twinks” etc se van agregando a estas prácticas, ya sea de manera individual con selfies o de manera colectiva, con sus parejas amorosas, afectivas y/o sexuales, según sea el caso y obvio también el número de participantes.

Otro de los grandes medios para compartir estos contenidos sexuales en la clásica app de mensajería Whatsapp, pese a que en los últimos años sectores de derecha de la mano con religiosos han satanizado esta divertida práctica, al punto de, según ellos en “defensa de la intimidad” llegar al punto de invitar a los padres a revisar los celulares de sus hijas o hijos, algo así como “defendamos la intimidad violando a la misma”. Sin embargo y al pesar de estos persignados personajes el sexting sigue en boga, si bien debemos ser cuidadosos a la hora de compartir contenidos siempre podremos encontrar nuevos amigos o grupos donde tengamos la libertad y confianza para divertirnos.

El porno amateur, a manera de conclusión, ha nacido para quedarse, con una popularidad cada vez mayor, el crecimiento de la demanda y de la oferta ha puesto en nuestras manos (si es que así lo deseamos) la posibilidad de compartir nuestras identidades, placeres y curiosidad; el placer erótico es para todos los seres humanos y ya viene siendo hora de expresarlo sin miedos, siempre con respeto, acuerdo mutuo entre los que participan y sin ningún tipo de violencia o endodiscriminación.

Comentarios