¡Apóyalas manito!

¡Apóyalas manito!

154
Compartir

Monterreina, no ha sido la única ciudad, donde debido a la pandemia, se han tenido que cancelar eventos, pobrecitas, las dragcuinas que ya estaban empezando a sentir de nueva cuenta sus avenas, y canceladas quedaron, pospuestas di.

Apóyalas manito

En finolis, desde Monterrey Drag Project, ese concurso tan esperado para las que no están esperan RDD, (de lo cual hablaremos en otro momento) fue otra de las victimas artísticas canceladas, porque si de algo deben sentirse orgullosas las regias, son de su dracuins de perrísimo nivel, a ver si LD, el chico nuevo de la cuadra, nos hace el favor a las chicas de reconocer nuestro boom jotero, que le ha valido la Ciudad buenas menciones en los medios, del rancho del que va a ser alcalde.

Oramos por el Santo Niño Donaldo y prendemos una vela color arcoíris.

Arde con Arte

Sin embargo, no muy lejos de ahí, en otro ámbito artístico, es decir, la burocracia, un conflicto se avecina, una bestia de acerca, junto con la oscuridad de la falta de transparencia institucional y los nubarrones de sospechas. El estado del tiempo afirma que se trata del Huracán Melissa. Segura ha quedado el arca de los dineros públicos, dicen, cuando la persona encargada de entregar cuentas de la administración saliente, es la misma que recibirá tales cuentas por la administración entrante. Se temen que una ventarrona sorpresiva se vuele los tesoros de Conarte.

No sólo los artistas circenses se han parado de pestañas, de chichis y otras partes del cuerpo para manifestar su desacuerdo, con esta tomada de pelo que no tiene nada que ver con el Arte de levantarnos el copete tan alto como las estrellas al gestionar y promover el cultura de nuestro bello estado de Nuevo León.

Nos encomendamos a San Filogonio para que cuide nuestro patrimonio.

¡Qué plantón!

Más de 15 días lleva el plantón frente a la Rectoría de la UANL, por el despido injustificado debido a la transfobia del profesor, Loren Daniel Ibarra, hace cuatro años. Cada día que transcurre, los estudiantes, comprueban la indignidad de su rector y sus directivos, quienes antes que reconocer un error, se empeñan en demostrar su postura inamovible, anquilosada. ¡¿Neta mamones!? ¡¿Así se van a poner?!

Aquí nos encomendamos a San Dimas y a San Gestas, porque ¿Qué pendejadas son estas???

Comentarios