El Congreso de Nuevo León en contra de los Derechos Humanos

El Congreso de Nuevo León en contra de los Derechos Humanos

207
Compartir

A los integrantes del Congreso del Estado de Nuevo León:

Para quienes trabajamos en la promoción y defensa de los Derechos Humanos, particularmente de grupos en situación de vulnerabilidad como las mujeres y las personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, transgénero, travestis, intersexuales y queer, personas que integran las poblaciones conocidas como LGBTTTI, resulta preocupante el proceder de las y los integrantes de la LXXV legislatura del Estado de Nuevo León, quienes con sus acciones unos y omisiones otros, vulneran los Derechos Humanos contradiciendo el mandato constitucional que como miembros del poder legislativo protestaron guardar.

Particularmente grave nos parecen las reiteradas acciones del grupo de diputados vinculados a grupos religiosos de corte evangélico postulados por el Partido Encuentro Social (P.E.S.) y que hoy se han repartido en diversas bancadas, como Tabita Ortiz (PES), Melchor Heredia (PRI) y Juan Carlos Leal (Morena) además de otros como la diputada Claudia Caballero, del Partido Acción Nacional.

Nuestra preocupación es fundada: El 13 de octubre, un grupo de ciudadanas y ciudadanos, nos manifestamos en la Alameda “Mariano Escobedo” para exigir el cese de las actividades de un grupo religioso que, sin permisos del Ayuntamiento, ni ser Asociación Religiosa constituida legalmente, se dedicaban a generar discurso de odio contra las mujeres, personas que se dedican al trabajo sexual, poblaciones LGBTTTI y otras desde hace ochos años, con la complacencia de las de varias administraciones municipales; durante el desarrollo de la protesta, hizo acto de presencia el diputado local Melchor Heredia, para intervenir en favor del pastor evangélico que encabezaba ese grupo, sin importarle la estigmatización que generan, la complacencia de funcionarios municipales, que les brindaban facilidades, ni las quejas ciudadanas. El diputado Heredia, además se dirigió a los manifestantes para hablarles del “evangelio” y dar un mensaje a partir de sus creencias religiosas.

El 30 de noviembre, se realizó en el Congreso el foro “Iniciativa Ciudadana por la Vida y la Familia”, mismo que tuvo como sede la sala polivalente del Congreso, así como el respaldo de los citados legisladores y el silencio del resto de los integrantes de la legislatura.

Ahora, en menos de dos meses volvemos a tener noticias de los diputados enemigos de los Derechos Humanos y la Constitución: este 3 de diciembre, se celebró un evento de la “Coalición SUMAS” organización conservadora que actúa en “defensa de la vida y la familia”; para albergar este evento, los diputados dispusieron la Sala Polivalente del Congreso del Estado, donde se hicieron presentes para manifestar su apoyo a esta agenda contraria a los Derechos Humanos y al principio constitucional de no discriminación las diputadas Tabita Ortiz, Claudia Caballero y los diputados Juan Carlos Leal y Melchor Heredia.

Exigimos al Congreso del Estado que se sujete al mandato constitucional que todos sus miembros se comprometieron a “guardar y hacer guardar”, ya que todas y todos los legisladores son responsables de estos actos, así sea por omisión. Exhortamos a todas las organizaciones defensoras de los Derechos Humanos y a las personas librepensadoras, a manifestarnos de manera abierta, clara y contundente en defensa de los derechos y libertades consagrados en el texto constitucional.
¡No a la violación de Derechos Humanos!
¡Respeto irrestricto a la Constitución!
¡Viva el Estado Laico!

Colectivo Ciudadano, En Otro Canal.

Comentarios