Cultura y reconciliación

Cultura y reconciliación

211
Compartir

En mi columna anterior hablaba de la cultura como popular y democrática, no puedo entenderla de otra manera, aunque sé que existen muchas otras formas de mirarla y de vivirla; por ello la percibo también como una herramienta incomparable para la reconciliación, pues la cultura nos lleva a encontrarnos en el otro, a ser en comunidad.

Esa experiencia conmovedora que todos hemos vivido con el arte, ya sea frente a una pintura en el museo o frente al graffiti en el mercado, con una pieza de paganini o un bolero que nos recuerda a nuestra abuela.

Todas, todos sabemos de arte, todos somos cultura, todos somo “otro” para alguien más y es de esa diversidad y su interacción de donde se nutren nuestros procesos creativos, se desdibujan las diferencias en un entorno de paz.

Es por ello que debemos apostar por la cultura, por el arte como vehículo para la reconciliación nacional, como puntal de la reconstrucción social de la ciudad de México, juntos andaremos esa ruta que hasta hoy hemos construido y construiremos más allá, mil rutas más con distintas formas, colores y materiales, desarrollemos la cultura de la reconciliación.

Comentarios